pregoner.es | Diario online de la comarca de l'Alacantí

David contra Goliat o, lo que es lo mismo, helado artesano contra industrial

(ARTÍCULO DE OPINIÓN ENVIADO AL BLOG ‘MADE IN JIJONA’ POR EL PRESIDENTE DE LA ASOCIACIÓN NACIONAL DE HELADEROS ARTESANOS DE ESPAÑA, MARCO MIQUEL)

En estos tiempos tan convulsos cada vez nos encontramos con más piedras en el camino. Pero, al mismo tiempo, nos hacen ser más obstinados en seguir adelante y no sucumbir ante el gigante: La industria.

Todos hemos oído la historia de David contra Goliat, recogida en la Biblia. Y aunque no la hayamos leído, sí entendemos su mensaje. La victoria del pequeño frente al grande, del desvalido frente al poderoso.

Es un sentimiento que da forma a pensar que somos nosotros los que tenemos que hacer posible nuestros logros.

La mayor debilidad de Goliat es lo que le hace parecer más fuerte.

La teoría de Malcom Gladwell

Esta teoría la pretende formular el psicólogo Malcom Gladwell, en su libro ‘David and Goliath. Underdogs, Misfits, and the Art of Battling Giants’, en la que intenta demostrarnos que, desde que David derribó con una honda y una piedra a Goliat, los más débiles han llegado mucho más lejos de lo que sus condicionantes sociales les deberían haber permitido a priori.

Según Gladwell la teoría en la que se basa para convencernos es que David vence a Goliat por saber sacar más provecho a sus cualidades.

En opinión de Gladwell, lo que cuenta la historia, es que David consiguió ganar haciendo imponer sus virtudes sobre las de su adversario, con el que se encontraba en casi igualdad de condiciones. Goliat lo habría destrozado en un combate cuerpo a cuerpo. Pero probablemente David era un virtuoso de la honda, con la que había pasado toda su existencia derribando a leones y lobos.

Vitrina de un expositor de una heladería artesana made in Jijona./FOTO ANHCEA
Vitrina de un expositor de una heladería artesana made in Jijona./FOTO ANHCEA

¿Cuál es la moraleja de la historia?

A todos nos gusta sentirnos débiles.

La fortaleza es sólo una apariencia, recuerda Gladwell. Todos los Goliat tienen importantes puntos débiles que un enemigo avezado puede descubrir y aprovechar.

Si el más fuerte gana todas las batallas, no hay ninguna esperanza para el resto de nosotros, ¿verdad?

Incluso los poderosos prefieren identificarse con el desvalido: “Si los mismos que tienen todo el poder, todo el dinero y toda la autoridad son los que van a ganar todas las peleas, ¿para qué vamos a seguir adelante?

Lo que quiero transmitir a través de la historia de David contra Goliat no es otra que provocar. Provocarnos más constancia para llegar a conseguir que el sector heladero artesano llegue a tener el reconocimiento que se merece. De una vez por todas. Y que la administración apoye firmemente el esfuerzo, y tome partido por el sector artesano en vez de siempre apoyar a la industria.

Comentar

Your Header Sidebar area is currently empty. Hurry up and add some widgets.