pregoner.es | Diario online de la comarca de l'Alacantí

Ximo Puig llegó a Xixona, ni oyó y se fue

El president de la Generalitat Valenciana visitó el viernes el municipio por el 750º aniversario de la Carta Puebla, un acto casi en familia que se adelantó un día por él, y ni anunció nada, ni la alcaldesa Isabel López le pidió nada/Decepción en toda la oposición

Ximo Puig, junto a la alcaldesa Isabel López, el viernes por la tarde en el Forn del Raval de Xixona.
Ximo Puig, junto a la alcaldesa Isabel López, el viernes por la tarde en el Forn del Raval de Xixona.

Ximo Puig llegó a Xixona, ni oyó y se fue. Así fue la visita relámpago que el jefe del Gobierno valenciano y secretario general de los socialistas valencianos protagonizó el viernes por la tarde en Xixona con ocasión de la celebración del 750 aniversario del otorgamiento de la Carta Puebla a la cuna del turrón y el helado. Un acto previsto inicialmente para el sábado día 28, fecha real de la efeméride, pero que el equipo de gobierno municipal que dirige la alcaldesa Isabel López anticipó unas horas p,ara aprovechar que la agenda de su ‘jefe’ Puig encajaba. El president había participado unas horas antes en un acto sobre cooperación en la Casa Mediterráneo de Alicante y la foto siempre es la foto.

Había cierta expectación en medios políticos, empresariales y cívicosociales de Xixona en el abanico de posibilidades tras la visita relámpago de Ximo Puig. Sobre todo, porque cada vez es más profundo en el sentir de los xixonencs una suerte de abandono, respecto a otros municipios de la comarca y del resto de la provincia, en materia de infraestructuras y comunicaciones.

Así, el desdoblamiento de la carretera de titularidad autonómica CV-800, reclamada desde hace una década, si no más, por el Ayuntamiento (todos los partidos que lo han representado incluso en la oposición), por la Cámara de Comercio de Alicante y, más recientemente, hasta por la Universidad de Alicante.

El gozo, en un pozo. Cualquier expectativa, ilusión, confianza o anhelo cayó en saco roto. La visita relámpago de Ximo Puig salió rana. Es evidente que se trataba de una visita de carácter institucional, pero son tantas las visitas que realiza el jefe del Gobierno valenciano a los municipios de norte a sur de la Comunitat con carácter institucional que devienen, como por arte de birlibirloque o por la tensión prelectoral en quasi mítines, que casi nadie perdía la esperanza.

Sin embargo, el acto celebrado en el Cine de Dalt (edificio de la Iglesia cuyo futuro uso sigue siendo incierto por el estancamiento de las negociaciones con el Ayuntamiento que comanda Isabel López), se escribió con el guión institucional y de tinte valencianista e identitario. De arriba abajo.

Ni la visita guiada por el casco antiguo, frente al horno más antiguo de la Comunitat Valenciana, el del Raval, justo al lado del edificio de la calle Galera que se derrumbó el pasado mes de septiembre sin causar, por fortuna y casualidad, ningún daño personal, sirvió no ya para que el jefe del Consell anunciara alguna intención de promesa de inyección de inversión de dinero público, por pequeña que sea. Sino que ni siquiera la alcaldesa aprovechó, en público, la visita que se giró por el damnificado casco antiguo de Xixona para arrancar algún tipo de compromiso del máximo representante de la Generalitat Valenciana.

Ximo Puig, el viernes, en el Cine de Dalt de Xixona, junto a la Corporación municipal y los alcaldesa Bernabeu, Garrigós Oltras y Verdú.
Ximo Puig, el viernes, en el Cine de Dalt de Xixona, junto a la Corporación municipal y los exalcaldes Bernabeu, Garrigós Oltra y Verdú.

Dos asuntos de máxima actualidad y necesidad para el desarrollo económico y turístico de Xixona que pasaron desapercibidos para las dos autoridades presentes: el jefe del Gobierno valenciano y la alcaldesa. Ni siquiera sirvió la presencia en la sala y en el posterior recorrido histórico de los exalcaldes Antonio Bernabéu Gómez, Lluís Garrigós y Ferran Verdú. Ciertamente, una ocasión desaprovechada no ya por Puig, que siempre que puede muestra su faz en clave electoral, sino sobre todo por el equipo de gobierno de Xixona.

El acto, pese a su relevancia histórica e institucional, apenas sí reunió a unas 70 personas. Ni el anuncio ‘in extremis’ por el equipo de gobierno de que venía Ximo Puig fue suficiente reclamo para el pueblo llano, salvo para los ‘fijos de campaña’ y los representantes de diversas asociaciones del pueblo. Hasta llamó la atención la escasa presencia del colectivo empresarial del turrón y el helado. El presidente de la patronal nacional del helado artesano, Anhcea, Marco Miquel, acaba de excusar su asistencia y asegura, en declaraciones a Made in Jijona, que “los heladeros estamos en pleno puente del 1 de mayo, todavía no tenemos todas las contrataciones y nos viene mal acudir en fin de semana a ese acto a Xixona”.

Decepción y escasa sorpresa muestran los políticos en la oposición de Xixona tras la visita relámpago de Ximo Puig. El portavoz de Mes Xixona, el partido socio de gobierno del PSOE, Mario Carbonell, se limita a expresar a Made in Jijona que no le extrañó que Puig no realizara ningún anuncio.

A destacar la premura del acto y la falta de público pese a la relevancia de la conmemoración histórica

Fuensanta Galiana, la portavoz del PP, se lamenta, por una parte, que Puig “no hizo referencia a nada, se limitó a resaltar el valencianismo de la efeméride del 750 aniversario de Xixona como pueblo, ni siquiera dijo nada sobre el Plan Edificant”. “Me parece bien, ya no venía a cuento hacer anuncios, pero me resulta raro porque los socialistas aprovechan cualquier ocasión para hacerse publicidad”, añade Fuensanta Galiana, la cual destaca “la premura del acto y la falta de público, pese a la relevancia del tema, pues solo asistieron represenantes de asociaciones de Xixona, invitados del Ayuntamiento, los exalcaldes y algún ciudadano jijonenco”.

Revolta de la Paella de la CV800, uno de los tramos más peligrosos y anticuados de España.
Revolta de la Paella de la CV800, uno de los tramos más peligrosos y anticuados de la red de carreteras en España.

El portavoz de Ciudadanos Xixona, Javier Gutiérrez, tampoco oculta su decepción, aunque destaca que “no me extrañó que Puig no anunciara nada positivo para Xixona, porque no se puede anunciar nada que no haya previsto, desgraciadamente”.

Para el portavoz de Compromís per Xixona, Joan Arques, también destaca la premura en la organización y los cambios en la fecha prevista. “El acto institución era para el sábado, pero se desvió a Puig el viernes y se adelantó la cosa”. No ve extraño que Puig no anunciara nada para el pueblo, dado su carácter meramente institucional, y critica igualmente “la escasa participación, con poco más de cincuenta personas pese a la relevancia histórica de la conmemoración; el Ayuntamiento le ha hecho muy poca publicidad a esta efeméride”.

Escaso público ayer en la visita teatralizada, que se repetirán en verano y otoño

Ayer fue cuando, realmente, se cumplían los 750 años del documento en el que el Rei Jaume I encargó a los habitantes de Xixona el mantenimiento y defensa del Castillo de la localidad y, a cambio, los autorizó a construir casas dentro de los muros de la fortaleza. El Ayuntamiento tiene previsto una serie de actos para conmemorar este hecho a lo largo de este año. Ayer hubo una visita teatralizada a las 12.00 por el Casco Antiguo que reunió a un reducido grupo de personas. El 23 de junio habrá otra similar pero nocturna, el 6 de julio un concierto bajo el título ‘1238, crònica d’un somni’ y el 7 de octubre y el 18 de noviembre sendas visitas teatralizadas, además de una conferencia y talleres en los colegios.

Ocasió d’or de Ximo Puig per anunciar hui a Xixona el desdoblament de la CV800

Comentar

Your Header Sidebar area is currently empty. Hurry up and add some widgets.