pregoner.es | Diario online de la comarca de l'Alacantí

Lo Romero tendrá colegio nuevo a principios de 2020

La Generalitat sufragará la infraestructura, valorada en 7.409.000 euros, que se construirá a través del Ayuntamiento en virtud del plan EDIFICANT

La propuesta inicial era adecuar y ampliar el CEIP, pero tras las catas a la estructura, la conselleria de Educación ha recomendado hacer un centro nuevo “ante la magnitud de la actuación y el elevado coste de la reforma del actual edificio”

L. BAGUR | SANT JOAN- Familias, profesorado y equipo de dirección de Lo Romero están de enhorabuena. Tras diez años reivindicando las necesarias mejoras en su colegio van a conseguir algo todavía mejor, una centro de nueva construcción. Según los planes del Ayuntamiento de Sant Joan, este verano se iniciarán las obras, que se prolongarán 18 meses. Por tanto, previsiblemente, a principios de 2020 el municipio contará con esta nueva infraestructura que costará 7.409.000 euros, según han valorado tanto los técnicos municipales como un estudio de arquitectura externo.

El coste del nuevo Lo Romero, como el de todas las infraestructuras educativas, recae en la Generalitat, sin embargo su construcción ha pasado a ser competencia de los municipios desde que la conselleria que dirige Marzà aprobara el plan EDIFICANT, que permitirá acelerar la construcción y reforma de los centros educativos, algo a todas luces necesario ya que “el Consell solo ha ejecutado el 37,5% de los colegios que pactó acabar en 2017”, según informó hace cuatro días El Mundo.

CEIP Lo Romero | FOTO: ZOWY VOETEN

Diez años de reivindicaciones

De un curso para otro, las líneas educativas se ampliaron en Lo Romero y la población escolar se duplicó. Este crecimiento vertiginoso se palió con un parche de sobra conocido en la Comunidad Valenciana: barracones. No obstante, estos barracones bloquearon la evacuación desde algunos puntos del colegio. Tampoco tiene escalera de emergencias e incendios. Incumple la normativa al respecto.

El centro se quedó sin aulas específicas, por lo que los profesores de materias como educación artística o inglés tienen que ir desplazando el material de clase en clase. Las aulas de infantil no tienen baños, el comedor es un gran barracón y no hay gimnasio ni biblioteca, entre otras deficiencias.

El AMPA, con el respaldo del claustro, lleva años trabajando para lograr las necesarias mejoras en el centro. Según explica el secretario del AMPA, Iván Vilaplana, decidieron elaborar ellos mismos un anteproyecto de adecuación y ampliación del centro porque lo consideraban algo más productivo que “concentrarse en la puerta con caceroladas”. Presentaron su proyecto al gobierno municipal, el liderado por el popular Manuel Aracil, y posteriormente a los socialistas Jaime Albero y Esther Donate, alcalde y concejala de Educación.

Desde entonces, Donate ha mantenido multitud de reuniones con la dirección territorial de Educación y la conselleria. También fue a Valencia con el Alcalde para entregar el citado anteproyecto en la secretaria de Educación, e invitó a Vilaplana a acompañarlos, algo que el secretario del AMPA agradece y valora de forma muy positiva. La iniciativa del AMPA fue muy bien acogida por la conselleria, que aseguró que serviría para acelerar el trabajo al menos tres años, según detalla Vilaplana.

El primer paso fue realizar unas catas arquitectónicas a la estructura del edificio para valorar su posible ampliación y adecuación. Se hicieron el pasado verano y finalmente conselleria se ha pronunciado “recomendando al municipio que se construya un centro íntegramente nuevo (…) ante la magnitud de la actuación y el elevado coste de la reforma del actual edificio”, señala el equipo directivo de Lo Romero en un comunicado.

¿Cómo será el nuevo Lo Romero?

En el mismo comunicado se detalla en qué consistirá el nuevo centro: habrá un aulario de infantil en una planta con todos los servicios necesarios (patio separado, aseo en cada aula, etc.), así como un edificio de planta baja más dos pisos que albergará los servicios generales, las aulas de primaria, las aulas de desdoble, las aulas específicas, como la de música o TIC, además del comedor y las salas de fisioterapia y enfermería -cabe recordar que dada la proximidad del colegio al centro de salud presenta mayor número de alumnos con necesidades de atención sanitaria que otros-. Este edificio tendrá patio cubierto y dos pistas deportivas.

CEIP Cristo de la Paz | FOTO: ZOWY VOETEN

De momento, el Ayuntamiento sigue a la espera de la respuesta de Conselleria respecto a las adecuaciones solicitadas para otros centros, como el colegio Cristo de la Paz o el instituto Luis García Berlanga.

Comentar