pregoner.es | Diario online de la comarca de l'Alacantí
Jaime Albero y Llorenç Román

Sant Joan tendrá cuentas saneadas los próximos dos ejercicios

Parte del remanente de tesorería de 2017 se podrá destinar a “inversiones financieramente sostenibles” como el asfaltado de calles, las reparaciones del Polideportivo o la renovación de luminaria, algo que no se podía hacer desde 2012

Jaime Albero y Llorenç Román
Jaime Albero y Llorenç Román durante un Pleno. Foto: TONY GARCÍA

L.B. | SANT JOAN- El plan económico financiero 2017 – 2018 de Sant Joan prevé que se cumplirá la regla del gasto y que habrá estabilidad presupuestaria en los próximos dos ejercicios “siempre y cuando se mantengan constantes los niveles de inversión y gasto contable y no se aumenten los beneficios fiscales”, es decir, siempre y cuando se siga el mismo rumbo, según ha detallado el interventor en un pleno extraordinario celebrado esta mañana para dar cuenta del citado plan, que debe enviarse hoy mismo al Ministerio de Hacienda.

Tal y como ha recordado el hasta hace días edil de Hacienda, Llorenç Román, Sant Joan no cumplió estos preceptos en 2016 exclusivamente por los compromisos adquiridos en la legislatura anterior respecto a la urbanización La Font. Precisamente los pagos pendientes de la La Font forzaron al consistorio a solicitar un crédito de 1,6 millones ante la imposibilidad de vender una parcela en Nou Nazareth tal y como preveía el presupuesto de 2016.

De hecho, por este último pago de La Font no se cumplió el plazo máximo de pago a proveedores en el primer trimestre de 2017, aunque ahora este es otro de los requerimientos fiscales que Sant Joan cumple.

Informe de Intervención: "Cálculo y publicación del período medio de pago a proveedores correspondiente al primer trimestre de 2017"
Extracto del informe de Intervención: “Cálculo y publicación del período medio de pago a proveedores correspondiente al primer trimestre de 2017”

Plan de Ajuste Municipal 2012-2022

Precisamente gracias a saldar definitivamente los compromisos adquiridos por La Font, Sant Joan se quitó de encima el Plan de Ajuste Municipal 2012-2022, lo que supone, entre otras cosas, que si la liquidación de 2017 arroja los buenos resultados que se prevén se podrá invertir parte del remanente de tesorería en las llamadas “inversiones financieramente sostenibles”, algo que en Mutxamel ha supuesto que en este ejercicio se haya construido un skate park, se haya mejorado buena parte del alumbrado o se vaya a dotar un nuevo Espai Jove.

Tal y como detalló el portavoz del PP, Manuel Aracil, cuando accedió a la alcaldía se encontró con 4,5 millones de euros en facturas impagadas. Para hacerles frente, tuvieron que aprobar un Plan de Ajuste Municipal que comprometía al consistorio a reducir gastos y aumentar ingresos entre 2012 y 2022.

No obstante, según ha detallado Llorenç Román, lejos de eso el PP aumentó la deuda, entre otras cosas, con un polémico préstamo de más de 3 millones y medio de euros por el que además se pagaron elevados intereses durante cuatro años. Y ahora, “en dos años y medio hemos pagado todo el préstamo (…) y la consecuencia es que se podrá usar el remanente de tesorería para hacer inversiones financieramente sostenibles”.

La “obsesión” por amortizar deuda

Según los datos del ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas, la deuda viva del Ayuntamiento de Sant Joan -que no incluye las facturas “en el cajón” que denunció Aracil- ascendía a en diciembre de 2011 a los 4.745.000 euros y alcanzó los 6.838.000 en diciembre de 2014, llegando a superar los 11,8 millones después de que se aprobase el crédito de La Font en marzo de 2015. Ahora, dos años y medio después, la deuda de Sant Joan asciende a los casi 9 millones de euros que incluyen los 1,6 millones del último crédito para pagar La Font.

Esta reducción se debe en buena parte a la decisión del equipo de gobierno, hasta hace pocos días un cuatripartito formado por PSOE, Compromís, Esquerra Unida y Decido, de adelantar el pago de la deuda bancaria y con ella reducir el gasto en intereses (500.000 euros en el presupuesto de 2015). De hecho, esta “obsesión” por amortizar deuda del ex regidor de Hacienda le ha valido las críticas de los grupos en la oposición, PP y Ciudadanos, y las reticencias de PSOE y Esquerra Unida, que han cuestionado que se adelante deuda cuando hacen falta inversiones en materia social. Así, el portavoz socialista, Manel Giner, lamentó que quedasen 2 millones y medio de remanente de Tesorería en 2016 “dos millones y medio de posibilidades” que en su opinión podían haberse invertido “en las necesidades de la ciudadanía de Sant Joan”.

 

1 comentario

  • No todo es La Font. No olvidemos la irresponsabilidad del cuatripartito al incluir como ingresos seguros en el presupuesto de 2016 más de dos millones de euros absolutamente virtuales por la según ellos “segura” venta de la parcela de Nou Nazareth cuya subasta quedó desierta al no haber ninguna oferta siquiera por su precio de salida de 1 700.000€

Your Header Sidebar area is currently empty. Hurry up and add some widgets.