pregoner.es | Diario online de la comarca de l'Alacantí

Protección Animal y sus despachos en Alicante

Artículo de opinión de Mar Puig, de la Asociación Cinco Hocicos

#RenovemosBacarot, esa es la consigna que se utilizó hace unos meses para hacer públicas las denuncias sobre la nociva gestión del servicio de recogida de animales sin dueño (responsable) del municipio de Alicante, los municipios mancomunados, Elche y Santa Pola y cuyo albergado se realiza en las instalaciones sitas en Bacarot que gestiona Raúl Mérida.

Y mientras tanto la concejalía de protección animal…

#RenovemosBacarot, y renovar es lo que se ha hecho, ya lo creo que sí, se le ha renovado el contrato a la misma gestión. Pero a quien haya tenido un mínimo de interés en seguir el tema y estar un poquito informado esto no le debería sorprender. Pues sólo había una posibilidad de que esto no ocurriera y esa posibilidad prácticamente desapareció en el momento que el Sr. Alcalde del Excmo. Ayuntamiento de Alicante, D. Gabriel Echávarri, se posicionara del lado de Raúl Mérida sin ni tan siquiera atender a las más de 20 asociaciones que le presentaron las denuncias sobre su mesa, a la atención del gabinete de prensa, y con él y un juego de intereses propios en el ayuntamiento, ya no se atendió a razones.

Marisol Moreno en un Pleno
Marisol Moreno en una imagen de archivo. Foto: TONY GARCÍA

Un diario alicantino, cuyas noticias, la mayoría de las veces, se asemejan más a las del Mundo Today que a las de la prensa seria, y en el que colabora el mismísimo Raúl Mérida, hace pública la noticia diciendo que “es la única entidad que ha presentado una propuesta dentro del concurso público”. Refiriéndose como os podréis imaginar a la que gestiona Raúl Mérida, Sociedad protectora de animales y plantas de Alicante. A partir de ahí se abre la veda de comentarios y opiniones que te hacen entrever que seguimos en la línea de preferir seguir mirando hacia otro lado y que los demás carguen la culpa de que la situación no se aclare.

Ese titular, más que engañoso, precede a una noticia a la cual le falta mucho por contar, concretamente le queda por contar los datos que harían entender porqué ninguna otra asociación ha optado a la licitación. Y a raíz de esa noticia incompleta a las asociaciones ya no sólo las señalan con el dedo los “del otro bando”, sino que también nos increpan “los aliados”  acusándonos de tirar la piedra y esconder la mano. Esos alegatos que reclaman unión y la construcción de un albergue. ¡Ay! Esos alegatos de sofá.

Mientras tanto la concejalía de protección animal…

Bien pues esto es muy sencillo y no es así porque lo digo yo, si no, porque lo dice la ley. Uno de los puntos que destaca la licitación para poder optar a presentarse para concurso de la recogida de animales sin dueño (responsable) es tener un núcleo zoológico. La única entidad alicantina con derecho a uso de unas instalaciones dotadas de núcleo zoológico es la que pertenece al monopolio de Raúl Mérida, la Sociedad Protectora de Animales y Plantas de Alicante. Punto. No hay más. Ninguna otra asociación se presenta porque no puede presentarse.

Y si el núcleo zoológico es a las instalaciones y no a la persona o entidad ¿Por qué el Ayuntamiento no se las da a otra asociación que lo gestione? También es sencillo, porque los terrenos donde se ubican las instalaciones no son municipales. Pertenecen a Conselleria, lo que quiere decir que el Ayuntamiento no tiene ni voz ni voto, y esto para nada significa que no pueda hacer nada para resolver la situación a favor de los animales, ojo.

En boca de todas está el nombre de la persona que da la cara, Raúl Mérida, pero los hilos de Bacarot no los mueve uno solo. Hay muchas personas que lo hacen posible por acción o, lo que en mi opinión es casi peor, por omisión. Igual de responsables son las que se dejan ver con nombre y apellidos que las que pasan desapercibidas o las que se esconden en el anonimato, todas ellas colaboran con la gestión.

Manifestación 2017 'Por unas Hogueras sin sangre': FOTO: DANI MADRIGAL
Manifestación 2017 ‘Por unas Hogueras sin sangre’: FOTO: DANI MADRIGAL

Además la sociedad sigue apuntando hacia el lado equivocado. Como ya he dicho antes, el asalto a las asociaciones con esta noticia ha sido alarmante. Aquí es donde entendemos mal todo. El último responsable del bienestar de los animales de Alicante es el Ayuntamiento y su concejalía de Protección Animal, no las asociaciones. Desde el minuto uno, bueno no, que el minuto uno lo invirtió en causar furor en la puerta del Ayuntamiento rompiendo las entradas a la feria taurina de Hogueras mientras prometía que en el 2017 ya no habría más corridas de toros en Alicante, sin conocer tan siquiera que esa no es su competencia. Pero en el minuto dos ya tenía datos más que suficientes para empezar a tomar medidas investigar lo que pasaba con la gestión de Bacarot.

[Ver noticia del 9 de junio de 2016: Protección Animal promoverá una consulta popular para decidir el uso de la plaza de toros de Alicante]
[Ver noticia del 19 de junio de 2017: Guanyar Alacant vuelve a plantear una consulta ciudadana sobre el uso de la plaza de toros]

Que año y medio después de eso se nos esté diciendo que se están haciendo visitas al albergue y requiriendo el registro de entrada de perros allí albergados y que ante la contestación continuada de que la recogida de ese animal ha sido en otro municipio, no se puede hacer nada, que hasta ahí el control, me hace dudar de si nos están dando el caramelo de consolación o que realmente considera que no puede hacer nada y no sé cuál de las dos opciones me preocupa más. Los ayuntamientos son responsables de todos los animales sin dueño (responsable) que están en su término municipal sin depender en calidad de qué sea su estancia, sea temporal o permanente, da igual. Si está
albergado en Alicante, la edil Marisol Moreno debería estar en plena disposición de exigir el registro de entrada, venga de Elche o de Honolulú, y sin tener que esperar meses para tenerlo.

Desde mi punto de vista en Alicante, la concejalía de Protección Animal y su partido no se han impuesto lo que se tenían que imponer, tanto han cedido que la gestión de la plaza de toros y la pecera de la Plaza Nueva son competencia de la concejalía de Infraestructuras (PSOE). Dos de los tres epicentros municipales del maltrato animal en Alicante.

Podría llegar a entender que se pretenda pelear desde dentro, pero no, tampoco era ese el motivo ya que se ha escuchado a la concejala defendiendo en los medios el actual proyecto de la pecera. He sido la primera en defender su gestión cuando las acusaciones han sido falsas o engañosas, como ocurrió con los gatos de Tabarca, pero esto no se trata de defender o criticar a una persona. Se trata de que como ciudadana quiero que se gestione con lógica y en medida de lo posible para mejorar la calidad social de los animales. Está claro que no siempre es posible hacer lo que uno quiere pero si se puede hacer algo, bastante más de lo que se ha hecho hasta ahora. O se puede apoyar a quienes están haciendo lo que una no alcanza a hacer.

Varias son las publicaciones que he visto denunciando la situación del edificio del Centro14, se conseguirá o no, pero ahí están esas continuas publicaciones haciendo mella y contando la precaria situación de los usuarios/as y trabajadoras del centro. Como debe ser, no es tu competencia pero exiges a quien le competa. ¿Por qué no el mismo ímpetu para la protección animal? Cuando las compañeras ponen todo su empeño en defender la labor de la concejala Marisol Moreno, empieza el debate y no hay nada como pedir algo muy simple: Por favor decidme un listado de cosas, reales, que Marisol Moreno haya cambiado en Alicante en beneficio de los animales. Y se hace el silencio o como mucho balbuceos.

[Ver noticia del 8 de marzo de 2017: Marisol Moreno reivindica la necesidad de Protección Animal]

Tampoco todas las asociaciones han tenido el mismo fondo. Cuando se pedían los logos para el cartel de difusión de la concentración se contaban más de 20. La reclamada unión estaba llamando a la puerta. Ese fue el único rato, a la hora del trabajo de campo siempre nos veíamos las mismas caras, siempre las mismas proponíamos iniciativas, redactábamos comunicados y nos reuníamos con quien hiciera falta. Finalmente nos quedamos tres. Tres asociaciones que nos hemos sentido ninguneadas, utilizadas y usadas de escudo, pero que continuamos trabajando.

Por favor no bajen la guardia, el problema no es que cobren más o cobren menos. Ni que sean de aquí o de allá. El problema es que la ciudadanía se desentienda de la gestión. Que no presione, que no controle los movimientos de los que trabajan para la gente de la calle desde un despacho. Que no es mi intención con convencer a nadie de que las asociaciones lo hacemos todo bien, ni mucho menos. Soy perfectamente consciente de que todas necesitamos mejorar. No seremos omnipresentes, ni sabias, pero una cosa os puedo asegurar, la gran mayoría de asociaciones no podíamos hacer más de lo que hacemos ya hace tiempo. Mejor seguro que sí, pero más, no.

Si la Real Academia de la Lengua estuviera al tanto de todo lo que está pasando y a lo que nos enfrentamos las asociaciones de protección animal en Alicante, cambiarían la definición de la palabra ‘asociación’ por algo así:

Asociaciones de protección animal:

  1. Herramienta común para ciudadanía e instituciones públicas. De uso compartido y cuya utilidad depende de lo delicada que sea la situación para sus usuarios pero, en
    cualquier caso, siempre culpable de lo que pueda pasar.
  2. Entidades disponibles 24 horas en las que delegar responsabilidades tras haber realizado la buena acción del día.
  3. Agrupaciones de personas altruistas a las que exigir acción o culpabilizar de omisión por cualquier problemática social relacionada con animales, obviando que son las instituciones las verdaderas
    responsables y las que se benefician de un salario mensual proveniente del bolsillo de la ciudadanía.

De momento seguimos trabajando por aprender y rectificar. A ver si cunde el ejemplo. Pero no se puede hacer nada contra Goliat si David parece que luche de su parte.

Nota: Dice el Sr. Raúl Mérida que ya no es presidente de la Sociedad Protectora de Animales y Plantas de Alicante. Pero hablando con varias socias de esta entidad me confirman que ni tienen constancia de convocatoria a asamblea general desde hace años ni convocatoria a asamblea extraordinaria para cambio de ejecutiva, como establece la ley. Así viendo que todo es tan correcto en Bacarot, debemos entender que no hay porqué desvincularlo de la presidencia.

Comentar

Your Header Sidebar area is currently empty. Hurry up and add some widgets.