pregoner.es - Diario online de la comarca de l'Alacantí

Hollywood rojo

La gala de clausura del Festival de Cine de Sant Joan d’Alacant estará dedicada al Nuevo Hollywood, un periodo que no solo fue importante en su faceta artística, sino que también despertó la conciencia social de la industria y de los espectadores gracias, sobre todo, a unos intérpretes fuertemente comprometidos

Proyecciones del XVII Festival de Cine de Sant Joan d’Alacant | FOTO: ZOWY VOETEN
RAFA BURGOS (@FaroImpostor) | CULTURA- Para acabar, volvemos al principio. El próximo sábado, la gala de clausura del Festival de Cine de Sant Joan (FCSJ) estará ambientada en una de las aristas del Nuevo Hollywood, a quienes los organizadores dedicaron un ciclo de cuatro películas. Un cine que por fin se deshizo del maleficio de la Caza de Brujas que había convertido Hollywood en un pantano tenebroso donde no tenían cabida las ideas. Pero la sociedad americana estaba cambiando, lo incuestionable presentaba dudas y el asesinato de Kennedy y la Guerra de Vietnam habían acabado de mancillar la inocencia de la juventud, que quería saber más. Nace un nuevo cine reivindicativo e inconformista en Estados Unidos, un territorio históricamente reservado para las filmografías europeas y latinoamericanas, sobre todo. Vuelve el Hollywood rojo que durante décadas desapareció o tuvo que esconderse tras seudónimos. Es el estallido del cine social, otra de las categorías del FCSJ, patrocinada por el proyecto Nos Movemos.
Grupo salvaje
Finales de los 60. El graduado y Bonnie & Clyde detonan los cimientos de los estudios, que llevan años narcotizando al ciudadano ejemplar. Pero no son las únicas. Ese mismo año, Norman Jewison pone al espectador al borde de la asfixia con un relato ambientado en el sofocante sur, En el calor de la noche. Sidney Poitier lleva a los intérpretes negros a lo más alto. Es guapo, buen actor y el primero de la clase. Los derechos de la población negra y sus reivindicaciones comienzan a aparecer en cámara. Dos años después, ya en 1969, Easy Rider retrata la nueva juventud americana y desobedece todas las reglas que marcaban los antiguos productores, todopoderosos. Ese mismo año, dos westerns, Grupo salvaje y Dos hombres y un destino, marcan un camino diferente para desarrollar la gramática cinematográfica, mientras el escándalo salta con Cowboy de medianoche, de John Schlesinger. Prostitución, homosexualidad, pobreza, discapacidad. Hollywood nunca se había atrevido a tanto y pronto entendió que no había posibilidad de retorno.
Dustin Hoffman, Warren Beatty o Robert Redford son los nuevos ídolos de masas y vienen con ideas. Paul Newman y Marlon Brando se liberan, Dennis Hopper se desata, Jack Nicholson, Diane Keaton y Meryl Streep van abriéndose hueco. Hasta Jane Fonda, la hija de un tótem de la vieja guardia como es Henry Fonda, se mezcla con quienes tienen bajo el objetivo todas las cloacas de la sociedad. En 1969 protagoniza Danzad, danzad, malditos, de Sidney Pollack, donde se atreve a denunciar el pasado, el de la Gran Depresión. Dos años después, en Klute, saca a la luz las miserias y la impunidad de las grandes multinacionales, bajo la dirección de Alan J. Pakula. El Hollywood rojo comienza a elegir sus secretarios generales, su propio soviet. Y los nombres se repiten. Sidney Pollack dirige a Robert Redford en un esplendoroso western que abomina del ruido y la violencia de la sociedad, reclama más atención para la naturaleza y el planeta y defiende a los nativos americanos, Las aventuras de Jeremiah Johnson.
Durante esos años, casi todo está permitido. Ya no mandan los estudios, manda el público. A la revuelta popular, tan a la izquierda como permite la Constitución de 1776 y sus sucesivas enmiendas, se añade la excelencia de los nuevos autores, como Francis Ford Coppola, Martin Scorsese o Steven Spielberg. El cine social no perderá el paso hasta que comience la década de los 80. En 1978, Michael Cimino pone en solfa la participación americana en Vietnam con El cazador y Coppola hará lo mismo al año siguiente en Apocalypse Now. Hoffman y Meryl Streep arrasan con la historia de un divorcio y sus secuelas en los hijos, Kramer contra Kramer. Y poco después de que Scorsese cierre el ciclo con una historia de violencia doméstica desarrollada en el ámbito del boxeo en Toro salvaje, Warren Beatty dirigirá Rojos, la historia de un periodista americano envuelto en la Revolución Rusa. Hasta aquí llegará el atrevimiento, premiado con tres Oscar. Poco después, Hollywood volverá a empezar.

Comentar

Your Header Sidebar area is currently empty. Hurry up and add some widgets.