pregoner.es - Diario online de la comarca de l'Alacantí

La Policía Local iniciará un operativo para vigilar los edificios de titularidad pública vacíos

Ha habido incendios tres domingos consecutivos: en el antiguo instituto Lloixa, en la Residencia de Tiempo Libre y en la antigua nave de Colefruse

Incendio en la Residencia de Tiempo Libre el pasado 9 de abril. Foto: M.R.SALA

L.B. | SANT JOAN- Entre finales de 2015 y principios de 2016 hubo una oleada de vandalismo en Sant Joan. Incendios provocados en la Finca Palmeretes y en el antiguo IES Lloixa, pintadas en la rehabilitada ermita de El Calvari, quema de una moto y de mobiliario urbano por el entorno de los Jardines de Manzaneta, quemas de papeleras, de un contenedor de restos de poda… Una oleada que se combatió con un operativo policial que durante seis meses intensificó la vigilancia de los edificios públicos y privados abandonados y de las zonas con menos tránsito del municipio. Se identificó a varios jóvenes, pero no se cazó a ninguno cometiendo vandalismo. 
Los incendios y destrozos acabaron. Hasta ahora. En las últimas tres semanas ha habido incendios en el antiguo Lloixa, en la Residencia de Tiempo Libre y en la nave de la antigua fábrica de Colefruse, cerca de Santa Faz. El primero fue el domingo 2 de abril sobre las 12:15 horas. Según fuentes municipales, el autor o autores amontonaron material en un aula del segundo piso y le prendieron fuego. Los bomberos -un cabo y un primera salida formado por cuatro bomberos- extinguieron el fuego en media hora. El día 9 el fuego se produjo en la Residencia de Tiempo Libre, otro edificio público abandonado y muy deteriorado. El procedimiento fue el mismo, según las citadas fuentes: amontonar objetos y prenderlos. También a media mañana. En esta ocasión se formó una columna de humo escandalosa, pero el fuego tampoco fue aparatoso. Los bomberos concluyeron su extinción en media hora. 
El último incendio fue el pasado domingo, 16 de abril. Esta vez un poco más tarde, antes de las 17:00 horas. El autor o autores amontonaron producto plástico en el interior de la antigua fábrica de almendras de Colefruse y le prendieron fuego. Dada la naturaleza del material quemado, la columna de humo era muy oscura y aparatosa, pero los bomberos tardaron otra media hora en extinguirlo. Además, según detalla el alcalde y concejal de Seguridad, Jaime Albero, algunos vecinos hablaron de explosiones pero se trataba de botes de spray de pintura ya que, al parecer, “terminaban de pintar y lanzaban los botes a la hoguera”. 
A raíz de estos incendios, tal y como ha detallado Albero, la Policía Local establecerá un nuevo operativo para intensificar la vigilancia en los edificios de titularidad pública. Pero, ¿qué hay de las fincas, naves y casas vacías y deterioradas de propiedad privada? En estos casos, el propietario debe encargarse del mantenimiento del inmueble, como deben encargarse de la limpieza los dueños de solares.

Propiedad privada


La nave vacía de Colefruse en Sant Joan es propiedad de Prolesa Promotora de Levante, una empresa que se declaró en concurso voluntario de acreedores en julio de 2013. Por la antigua fábrica de almendra del pueblo la concejalía de Urbanismo ha abierto dos expedientes y está pendiente de abrir un tercero. El primero, en 2015, a instancias de la comunidad de vecinos aledaña, que alertó de que el vallado estaba roto. Prolesa lo arregló. Más tarde, en enero de 2017, la Policía Local emitió un informe sobre la peligrosidad del inmueble.

Según detalla el concejal de Urbanismo, Sergio Agueitos, desde la concejalía se abrió un expediente por el vallado, que estaba roto de nuevo, e intentaron sin éxito ponerse en contacto con Prolesa. Ahora, los técnicos están pendientes de abrir otro expediente con la información aportada por la Policía Local.

Comentar

Your Header Sidebar area is currently empty. Hurry up and add some widgets.