pregoner.es - Diario online de la comarca de l'Alacantí

La Policía Local en Tabarca encontró dos gatos muertos, no doce

La veterinaria encargada de la esterilización y la Policía Local en Tabarca afirman que el SEPRONA contactó con ellos después de publicarse que habían trasladado la denuncia al juzgado

 

Fotograma del vídeo promocional de la Isla de Tabarca. https://youtu.be/Eimni5iSssY
L. BAGUR | ALICANTE- La edil de Protección Animal, Marisol Moreno, se enteró ayer por la noticia publicada en el diario Información de que el SEPRONA había trasladado al juzgado una denuncia ciudadana sobre la supuesta muerte de gatos en la isla de Tabarca, que la persona denunciante achaca a las esterilizaciones que se llevaron a cabo desde al área que coordina Moreno.
Marisol Moreno en una imagen de archivo.TONY GARCÍA

Desde Guardia Civil confirman que siempre se realizan unas primeras investigaciones del contenido de las denuncias ciudadanas y, “si puede haber algo”, se traslada al Juzgado, que será donde “se determine si se ha cometido delito o no”. En el caso de la denuncia que atañe a la esterilización de los felinos en Tabarca, entre sus pesquisas iniciales el SEPORNA no obtuvo respuesta del Colegio de Veterinarios, tal y como se especifica en la documentación que se trasladó a un juzgado de Alicante, según señalan desde Guardia Civil.

Por su parte, tanto los agentes de la Policía Local de Alicante en Tabarca como la veterinaria que realizó las esterilizaciones aseguran que el SEPRONA se puso en contacto con ellos en la mañana de ayer, es decir, con posterioridad a que la denuncia se trasladase al juzgado. Tampoco sabían nada en la concejalía de Protección Animal.

Más de cien felinos esterilizados

En la Isla de Tabarca hay más de 160 gatos, de los que se esterilizaron 105 desde el pasado mes de mayo. De hecho, hoy mismo, y a raíz de la denuncia, la Asociación de Vecinos de Tabarca ha remitido una carta a Moreno en la que expresa su “agradecimiento a la extraordinaria labor realizada por su Concejalía con un problema que venimos sufriendo desde hace muchos años” con más de 160 gatos “transmitiendo sus enfermedades entre ellos, entre nuestras mascotas, entre nuestros niños y mayores”.
Cara de la AVV Tabarca

En su carta, la asociación alaba el trabajo de campo que se hizo en la isla previo a la esterilización, preparando un protocolo de actuación e informando a los vecinos. Las esterilizaciones -también se desparasitó y vacunó, además de suministrar suero y calor a varios gatos deshidratados-, se realizaron en la misma isla, en una casa particular.

Según detalla Información, este extremo se recalca en la denuncia ciudadana, que plantea si la vivienda “reunía las condiciones mínimas higiénico-sanitarias”. La veterinaria que se encargó de las esterilizaciones, así como de la desinfección y preparación del espacio y la gestión posterior de los residuos, asegura que sí.
Esther Rodríguez lleva ejerciendo como veterinaria desde 1993 y defiende que a los felinos esterilizados en Tabarca “se les trató como si fueran de una casa”. Tras las intervenciones, los machos se quedaron 24 horas en observación y las hembras, 48. “Todos salieron corriendo por su propio pie (…) se ha hecho todo muy bien”, defiende.
Respecto a las muertes de felinos con posterioridad a sus intervenciones, la veterinaria colegiada afirma que no le extraña que sucedan, porque los gatos callejeros están expuestos a enfermedades y contagios, y de hecho muchos de los que vio en la isla tenía mocos. También hay una enfermedad grave felina, la palencopemia, muy extendida en Tabarca.
Por su parte, uno de los agentes de la Policía Local del servicio de seguridad de la isla recuerda que cuando el Ayuntamiento llamó para preguntar por las muertes de doce gatos en la semana posterior a las esterilizaciones denunciadas en Información, los agentes que trabajaron esa semana aseguraron que solo habían encontrado los cadáveres de dos felinos, y así lo confirmaron los vecinos con los que hablaron.
Al respecto, Marisol Moreno especifica que de esos dos felinos, uno de ellos ni siquiera había sido esterilizado porque era un gato de avanzada edad. Además, tanto la edil como la veterinaria recuerdan que, a pesar de no necesitar la supervisión del Colegio de Veterinarios, se le trasladó el protocolo de actuación y se cumplieron todos los requisitos que dio la entidad.

Comentar

Your Header Sidebar area is currently empty. Hurry up and add some widgets.