pregoner.es | Diario online de la comarca de l'Alacantí

Sant Joan aprueba la ordenanza que regulará el Servicio de Ayuda a Domicilio

Cualquier vecino con dificultades para mantener o restablecer su bienestar físico, social o psicológico podrá solicitar el S.A.D. independientemente de sus ingresos

El edil Juan Ramón Martín (EUPV) en una foto de archivo | Foto: TONY GARCÍA

LAURA BAGUR | SANT JOAN- El Pleno de Sant Joan aprobó ayer con los votos a favor de todos los grupos y la abstención del PP, la ordenanza que regulará el Servicio de Ayuda a Domicilio municipal. Un servicio que de hecho ya ofrece el consistorio, pero que no contaba con ninguna ordenanza que lo regulase. Hasta ahora, el coste del S.A.D. lo abonaba Generalitat, Diputación y el propio Ayuntamiento, y solo podían acceder a él las personas o familias con un límite de ingresos determinado.

No obstante, con la nueva ordenanza cualquier persona que necesite el servicio podrá solicitarlo, y si los ingresos por miembro de la unidad familiar superan los 798’76 euros, pagarán un porcentaje. Por eso, como la nueva ordenanza contempla la «participación económica en el servicio», para poder aplicarla todavía falta que el Pleno apruebe otra ordenanza reguladora de los precios de este tipo de servicios públicos. Una ordenanza en la que, según explicó el edil responsable de Servicios Sociales, Juan Ramón Martín, ya trabajan desde hace unos meses los técnicos de Hacienda.

Tal y como explica el texto presentado ayer en el Pleno por el concejal Martín, «el SAD es una prestación comunitaria que, a través de personal cualificado y supervisado, ayuda a personas o familias con dificultades para mantener o restablecer su bienestar físico, social o psicológico, proporcionándoles la posibilidad de continuar en su entorno natural mientras sea posible y conveniente».

Podrán beneficiarse del servicio las familias con situaciones relacionales conflictivas, personas mayores, personas con diversidad funcional física, psíquica o sensorial, personas que padezcan enfermedades terminales y aquellas afectadas por una lesión o patología que temporalmente les obligue a precisar la ayuda de una tercera persona.

El S.A.D. aporta atención de carácter doméstico, pasicológico, rehabilitador, social, personal y educativo. Es decir, pueden recibir compañía, asistencia para ir al médico, para comprar, limpiar su hogar o para ducharse, control sobre la administración de fármacos o el régimen alimentario, formación para la adquisición de hábitos saludables, entre otros.

La «participación económica en el servicio» contempla que los usuarios paguen un porcentaje o la totalidad del mismo en función de sus ingresos. Así, los ingresos totales de la unidad familiar se dividen por cada uno de sus miembros y si superan los 798’76 pagan el 5 % del servicio.

A partir de los 905’26 pagarían el 10 %, desde los 1.011’76 euros pagarían el 20 %, a partir de unos ingresos por miembros de la unidad familiar de 1.118’27 euros se pagaría el 30 % del SAD, con más de 1.224’77 euros se abonaría el 45 %, con más de 1.331’27 el 60 %, a partir de los 1.437 euros se apagaría el 80 % del servicio y con unos ingresos superiores a los 1.544 euros se pagaría en su totalidad.

Comentar

Your Header Sidebar area is currently empty. Hurry up and add some widgets.