pregoner.es | Diario online de la comarca de l'Alacantí

Educando en valores a través de la música

A través de la música y el baile, la asociación cultural Dánae forma en valores a los niños y jóvenes de diferentes orígenes que conviven en Alicante

Su proyecto ‘La Ciudad de los Colores’ ha recibido el reconocimiento de UNICEF España como Buena Práctica 2016

‘La Ciudad de los Colores’ en el festival Primitivo, el despertar de los tambores de 2016 | Foto: TONY GARCÍA

L.B. (@LauraBagur) | VÍDEO: MANUEL R. SALA (@olovideo) | ALICANTE – ‘La Ciudad de los Colores’, de la Asociación Cultural Dánae, ha recibido el reconocimiento de UNICEF España como Buena Práctica 2016 por aplicar la Convención sobre los Derechos del Niño y por tanto mejorar el bienestar de la infancia y la adolescencia. Pero, ¿qué es exactamente ‘La Ciudad de los Colores’?
‘La Ciudad de los Colores’ es un proyecto de integración juvenil inspirado en el trabajo de Carlinhos Brown en Salvador de Bahía que, a través de la música y el baile, ofrece una alternativa de ocio saludable y formación en valores. Lo desarrolla desde hace 10 años Dánae, una asociación cultural que surgió en 2002 con el objetivo de fomentar la cooperación entre las personas de distintos orígenes que conviven en Alicante, según explica Virgilio Candela, su presidente.

Desde el principio los voluntarios de Danáe centraron su trabajo en la Zona Norte, un grupo de barrios que tradicionalmente ha contado con menos recursos públicos y en donde existe mayor riesgo de exclusión social, aunque en ‘La Ciudad de los Colores’ participan chicos y chicas de toda la ciudad. El proyecto está respaldado por el Ayuntamiento alicantino desde 2007.

Ofrecemos un programa de ocio sano, formativo y asistencial: prevención de cuestiones como las drogas, el alcoholismo, la violencia, sexualidad sin planificación…

“Estamos acostumbrados a recibir noticias negativas de la Zona Norte”, lamenta Candela, pero precisamente la diversidad de orígenes culturales brinda una oportunidad única para aportar riqueza al conjunto de la ciudadanía alicantina y de hecho “hay personas, entidades e instituciones que trabajan mucho y muy bien en la zona y es bueno que se sepa esto para que se reivindique este espacio como un lugar muy importante de la ciudad”, señala.

Más que música y baile

Con al música y el baile, los niños y jóvenes encuentran un posibilidad de ocio sano y un aprendizaje artístico que les ayuda a fomentar la autoestima, la concentración, la creatividad, la disciplina, el trabajo en equipo y el respeto. Actúan en distintos eventos de Alicante, como en manifestaciones, actos de Hogueras o en las cabalgatas de Reyes, por los que además participan de forma activa en la vida de la ciudad y se sienten integrados en ella.

Queremos formar ante todo buena gente, buenas personas, chavales comprometidos con su barrio

De hecho, Candela insiste en que es fundamental hacerles conscientes de su papel como ciudadanos desarrollando su espíritu crítico para que detecten cómo mejorar sus barrios y su ciudad y participen activamente en estas mejoras.
Además, trabajan la solidaridad, la asertividad y la empatía con los intercambios culturales y el día a día de los ensayos. También le dan especial importancia a los valores medioambientales y a la igualdad. “En el grupo hay mucha mujer y nosotros trabajamos mucho el empoderarlas a todas ellas de cara a vivir en esta sociedad, todavía tan machista”, enfatiza Candela.
Por otra parte, Candela destaca que “muchos de los chavales que participan en el proyecto lo llevan haciendo desde hace ocho o nueve años, han crecido con nosotros y ahora son monitores”. Esmeralda Climent lleva cerca de ocho años en ‘La Ciudad de los Colores’ y valora de forma muy positiva que “se aprende cultura, porque somos de diferentes países y entre nosotros nos damos información”.
Por su parte Melani Rodríguez, que lleva dos años participando en el proyecto, señala que “ama” tocar, que es su “hobby”, pero también destaca que una aprende a relacionarse con los demás: “Te identificas más con otra persona, hay compañerismo (…) y cuando hacemos conveiencias con otra gente, eso te ayuda a mejorar tu actitud, a ver las cosas de diferente manera”.
Además, Rodríguez pone el foco en lo importante que es acoger a quien viene de fuera y ayudarle con actividades de este tipo a que se sienta integrado y lleve mejor el echar de menos su país de orígen.
Anteriormente, Dánae ha recibido premios del Ayuntamiento de Alicante, de la ONCE y el Premio a la Labor Cultural de la Generalitat Valenciana, pero el de UNICEF España es el primer reconocimiento a nivel nacional, aunte el que están “satisfechos” aunque Candela recalca que la labor que realizan podría ser “más grande si recibiésemos un poco más de ayuda“. Los niños y jóvenes se reúnen y ensayan los martes por la tarde y los sábados por la mañana en el Centro Social Gastón Castelló, en el número 1 de la calle Pino Santo.

Comentar

Your Header Sidebar area is currently empty. Hurry up and add some widgets.