pregoner.es | Diario online de la comarca de l'Alacantí

Sant Joan desarrolla un proyecto para la recuperación de aves pionero en España

Cada pareja de avión común (Delichon urbicum) come entre 1.500 y 2.000 insectos al día en los dos meses que pasan anidando con sus crías

Es una especie protegida, como todas las aves insectívoras, y destruir sus nidos está penado por ley

Nidos en el C.P. Rajoletes | Foto: TONY GARCÍA

L. BAGUR (@LauraBagur) | VÍDEO: M. R. SALA (@olovideo) | SANT JOAN – La concejalía de Medio Ambiente ha puesto en marcha un proyecto pionero en España para recuperar el avión común y otras aves. Se trata de una campaña sencilla y de bajo coste pero muy eficaz para garantizar que esta especie siga anidando en el municipio, con lo que, además de mantener la fauna urbana, se controlará población de mosquitos y otros insectos que pueden ser dañinos para la agricultura cuando se convierten en plaga.

El avión común es un ave migratoria que pasa el invierno en el sur de África. Cuando llega la primavera, vuelan miles de kilómetros hasta llegar al norte del continente africano y al sur de Europa, donde anidan y tienen sus crías. Es un ave que convive con humanos en entornos urbanos, había muchos más ejemplares en nuestro territorio hasta hace bien poco. Pero necesita barro para construir sus nidos y algo de tranquilidad, por eso se cree que el descenso de la actividad agrícola y el boom de la construcción ha mermado la población de avión común, que se desplaza a la periferia de los municipios.
Cajas-nido | TONY GARCÍA
Para recuperar una biodiversidad que es propia de la zona, que puede ser compatible con núcleos urbanos y que además contribuye al control de insectos como el mosquito tigre, la concejalía de Medio Ambiente, que dirige Sergio Agueitos, ha puesto en marcha un proyecto que en su primera fase consiste en crear cinco pequeñas zonas de barro en puntos tranquilos de Sant Joan, como los colegios Rajoletes y Lo Romero, la zona de Pedro José, los alrededores del Cementerio y al lado del parque canino. Cada día, el jardinero municipal se encarga de rastrillar el barro y renovar el agua. 
Además, están colocando cajas-nido que el propio personal de la brigada de mantenimiento municipal construye a partir de palés reciclados. Estas cajas-nidos se ponen en los parques y espacios verdes de Sant Joan y servirán para atraer aves como el carbonero común, que cría en agujeros de árboles grandes, de los que cada vez hay menos. Poniendo una o dos cajas-nidos se puede atraer a un par de parejas que servirán de señuelo para que otras aves se sumen y formen una nueva colonia. 


Implicación de los escolares, las aves como recurso educativo

Este año se ha empezado con las cinco pequeñas zonas de barro y la colocación de algunas cajas-nido y además el técnico de Medio Ambiente, Darío Moreno, y el biólogo y consultor ambiental Roque Berenguer estudian cuál es el estado de la población de avión común ahora mismo. La colonia más numerosa se encuentra en el colegio Rajoletes, donde hay unos 70 nidos. Berenguer, que ya ha impartido charlas educativas en los colegios de Sant Joan, destaca el valor como recurso pedagógico de las aves. Para estudiar su comportamiento, el proceso migratorio y reproductivo, y hasta para hacer cálculos matemáticos con los nidos y el número de crías que cada pareja es capaz de tener en una temporada. De cara al año que viene, la concejalía seguirá con charlas educativas sobre las aves que habitan en Sant Joan. Además, pretende implicar a los alumnos en la elaboración de un mapa de las nuevas colonias de avión común y plantea también realizar talleres de construcción de las cajas-nido. 
Agueitos y Moreno muestran la zona de barro creada en el C.P. Rajoletes | Foto: TONY GARCÍA

Comentar

Your Header Sidebar area is currently empty. Hurry up and add some widgets.