pregoner.es | Diario online de la comarca de l'Alacantí

Belmonte cree que ha habido una «maniobra» para echar a la única edil de Podemos en el Ayuntamiento

La edil se estrena en el grupo de los no adscritos, sentada en la bancada de la oposición entre PP y C’s
Cree que su situación sirve para no hablar de temas importantes, aunque descarta acusar a un partido en concreto de llevar a cabo los movimientos para expulsarla
Foto: Tony García
TONI GÁREZ | ALICANTE – Todo ha sido «una clara maniobra para sacar a la única representante de Podemos del Ayuntamiento de Alicante». Así de contundente se ha mostrado la que hoy ha estrenado su puesto de concejal no adscrita en el pleno del consistorio, al ser preguntada sobre su nueva situación, la cual, por cierto, la ha obligado a sentarse en la bancada de la oposición (a la derecha) entre los ediles de C’s y PP, Juanfran Escudero y Marisa Gayo, respectivamente. 
En su opinión, esta «maniobra sirve para no hablar de los temas importantes, como por qué seguimos dando millones de euros» al empresario Enrique Ortiz, imputado en diversas causas judiciales y beneficiario, a través de sus empresas, de diversos servicios municipales que en la actualidad se están prestando fuera de contrato mientras el equipo de gobierno estudia la posibilidad de municipalizarlos. 
«De eso no se habla, pero sí de unos contratos que se han hecho bajo el punto de vista de la legalidad» y “a través de un proceso competitivo”, ha criticado. Así pues, se ha mostrado convencida de que no tiene que irse “a ningún lado”, pues no ha hecho “nada ilegal, ni incorrecto”. Al contrario, ha hecho «una buena gestión» que ha supuesto el ahorro de más de 150.000 euros en seis meses, según sus palabras. 
A esto le ha añadido que el proceso de garantías de Guanyar Alacant que dictaminó que debía dimitir está “impugnado”, tanto la comisión como la asamblea, y que de Podemos “ni siquiera” ha recibido “ningún comunicado”. “Con lo cual, no considero que tenga ningún motivo para dimitir”, ha incidido. 
Belmonte no ha querido desvelar quién cree que ha maniobrado contra ella, ni responder si ha sido Guanyar Alacant, aunque de esta confluencia sí ha dicho que se benefició de la presencia de alguien de Podemos para sacar muchos votos en las elecciones y, en cambio, han hecho falta «muy pocos votos» para pedirle su dimisión. 
Para que dejara finalmente su acta se debería producir una proceso con garantías en Guanyar y restituir su honor y dignidad. “¿Qué nos interesa? ¿Los titulares o la verdad? Es ilustrativo de lo que está pasando, vamos a golpe de titular pero hay una verdad detrás y unos documentos que la avalan”, ha apostillado.

La ZGAT se queda como está

El pleno también ha servido para rechazar la declaración institucional promovida por el alcalde, Gabriel Echávarri, por la que pretendía instar a la Generalitat Valenciana a que declarase toda la ciudad como Zona de Gran Afluencia Turística (ZGAT). Socialistas y C’s han votado a favor, mientras que el PP, la edil no adscrita, Nerea Belmonte, y sus compañeros de gobierno Guanyar Alacant y Compromís se han opuesto.
Durante el turno de intervenciones Belmonte ha recordado a Echávarri sus promesas electorales en las que se comprometía a eliminar la ZGAT de Maisonnave, algo que ya aprobó el tripartito en diciembre y que ahora el alcalde pretendía cambiar drásticamente. 
Se ha preguntado cómo garantizan las grandes superficies cumplir con sus compromisos de creación de empleo y conciliación laboral y familiar de sus trabajadores y se ha preguntado desde cuándo se hacen en el Ayuntamiento políticas «en base a amenazas», en referencia a las denuncias por trato desigual que habían impuesto contra el consistorio algunos centros comerciales por la desigualdad de la ZGAT del PP. 
Con la tensión de los últimos días se podía prever el enfrentamiento verbal que se ha producido después. El alcalde le ha respondido recordándole las afirmaciones en las que se comprometía a dimitir se así se lo pedían Guanyar y Podemos. «Lecciones de coherencia, las justas, cuando está agarrada con las uñas, garrapateando en su silla como concejala”, le ha espetado. Sus palabras han provocado un revuelo en el salón de plenos y la respuesta de la propia Belmonte: “¡Qué elegante, señor alcalde!”.

La gestión de la Diputación bajo sospecha 


El pleno también ha aprobado una declaración institucional para instar a la Diputación de Alicante a que cree una comisión de investigación sobre su gestión en los últimos doce años, debido a las sospechas que pueden levantar las imputaciones de, entre otros, el ex presidente José Joaquín Ripoll. 
El PP se ha abstenido, mientras que el resto de formaciones han votado a favor de un punto muy parecido al que rechazara el pleno de la Diputación tras una moción de Compromís este mismo mes. 
 

Comentar

Your Header Sidebar area is currently empty. Hurry up and add some widgets.