pregoner.es | Diario online de la comarca de l'Alacantí

Servicios sociales será un área preferencial

Juan Ramón Martín milita en Esquerra Unida de Sant Joan desde finales de los 90 y lleva tres años participando de forma activa en la Plataforma Stop Desahucios de Alicante, por eso tenía claro que si llegaba al gobierno, quería hacerse cargo de los Servicios Sociales, concejalía de la que está al frente. 


Martín insiste en que “los servicios sociales mayoritariamente dependen de la Generalitat Valenciana y hay muy poco margen de actuación”. Sin embargo, existe cierto margen para la gestión municipal, pero el edil ha encontrado que la situación de Sant Joan es peor que la de municipios vecinos como Alicante, El Campello o Mutxamel.
Estas localidades, y otras de la provincia, están adheridas al Fondo Social de la Vivienda, los Servicios Sociales han sido declarados área preferencial y existen convenios con Aguas de Alicante para que no se corte el suministro a las familias que no pueden hacer frente al pago. 
El concejal cuenta que la ley de racionalidad y sostenibilidad de la Administración Local aprobada a finales de 2013, la conocida como “Ley Montoro”, impide ampliar las plantillas de los consistorios con déficit presupuestario, como es el caso de Sant Joan, salvo en las áreas declaradas como preferenciales.

Martín asegura que en nuestro municipio Servicios Sociales necesita más recursos, sin embargo el anterior gobierno no declaró este área como preferencial, algo que sí hará el cuatripartito. Además, el regidor afirma que llegará a un acuerdo con Aguas de Alicante para que no corte el suministro a quien no puede pagarlo.
Por otra parte, Martín revela que Sant Joan se adherirá al Fondo Social de Vivienda, un convenio que se firmó en 2013 para coordinar recursos de la Federación Española de Municipios y Provincias, los ministerios de Economía y Competitividad, Sanidad y Servicios Sociales, la Plataforma del Tercer Sector, las patronales bancarias y 33 entidades de crédito para facilitar el acceso a un nuevo hogar a las personas afectadas por desahucios.
Juan Ramón Martín anima a todas las personas en riesgo de sufrir un desahucio a acudir a los Servicios Sociales de Sant Joan y anuncia que el nuevo gobierno trabaja con los bancos y planifica contar con una bolsa de viviendas en de alquiler a bajo precio porque “una persona que cobra 366 euros no puede pagar 400 o 300 euros de alquiler”. 
Asimismo, los responsables municipales proyectan otra bolsa de vivienda compartida dirigida sobre todo a estudiantes “para que se queden en el pueblo y gasten dinero en el pueblo”, a personas con dificultades para hacer frente a los gastos y a santjoaners que viven solos y necesitan compañía.
En cuanto a las viviendas sociales, Martín es tajante: “si se concentran en pisos se crean guetos, es preferible comprar pisos en distintos puntos de Sant Joan negociando con los bancos para conseguir buenas condiciones hipotecarias”.

Comentar

Your Header Sidebar area is currently empty. Hurry up and add some widgets.