El gerente de la jardinería de la Universidad de Alicante asegura que la aparición repentina de cadáveres de patos de corta edad "no es normal" y defiende el proceder del centro con los animales






ACTUALIZACIÓN: La pareja de estudiantes que encontró los cadáveres dio aviso al Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil y el mismo lunes a primera hora de la mañana, agentes del cuerpo visitaron las instalaciones de la Universidad. Tras la primera inspección del SEPRONA, la Universidad rellenó con algo más de agua el estanque de enfrente de la Biblioteca en el que aparecieron los patitos, aseguran varios estudiantes que presenciaron el llenado. No obstante, la profundidad del agua sigue siendo de pocos centímetros.

L.B. | PROTECCIÓN ANIMAL- Una estudiante de la Universidad de Alicante compartió en Facebook, hace menos de veinticuatro horas, las fotos de cadáveres de patos de corta edad aparecidos frente a la Biblioteca del Campus. Y otro usuario de la red social hizo lo propio en un grupo de vecinos de Alicante. Las reacciones y comentarios no se han hecho esperar. Muchos estudiantes aseguran que los estanques tienen poca agua, de hecho, hasta hay quien lleva garrafas para intentar paliar este problema. Otros tantos insisten en que los estanques están muy sucios. Unos y otros acusan a la Universidad de Alicante de ser la responsable de estas muertes y del mal estado general de los patos del campus. 

Sin embargo, desde el gabinete de comunicación de la UA señalan que "está todo controlado" y aseguran que la gestión de la fauna es correcta. Los servicios de jardinería son los responsables de atender a los animales, en coordinación con otros departamentos como la Oficina Verde. Respecto a los patos, el gerente de Jardinería, el ingeniero agrónomo José Luis Romeu Lamaignére, se ha mostrado sorprendido por la repentina aparición de los cadáveres, algo que, asegura, "no es normal". Además, según ha declarado, al menos uno de los comederos de patos ha aparecido roto. "Los demás no sabría decirte porque no los hemos comprobado todavía". Con estos datos, el gerente especula con que la muerte de los animales pueda deberse al vandalismo o quizá a la agresividad de los machos. Nunca al mal estado del agua o el entorno de la Universidad, ya que "nos preocupamos mucho", ha defendido. 

Foto de la usuaria de Facebook 'Ara Mateix'
Según ha detallado, cuando las patas salvajes van a poner sus huevos abandonan el Bosque Ilustrado en busca de zonas más tranquilas ya que en la época de cría los machos se ponen agresivos. Las hembras suelen ir a la plaza de Europa y a los estanques frente a la Biblioteca. Los responsables de la jardinería se encargan de mantener llenos los comederos y de que las rampas de los estanques sean accesibles para que los patos jóvenes puedan entrar y salir, además de huir de los gatos. También dejan de poner cloro en la fuente frente a la Biblioteca mientras están allí los patitos, detalla el gerente. Una vez que crecen, ellos mismos los trasladan al Bosque ilustrado para proceder al vaciado de los estanques, que se hace en agosto. 

No obstante, aunque el campus se limpia cada día, el elevado tránsito de personas hace inevitable que haya basura por el suelo que el viento acaba arrastrando a los estanques, pero el responsable de su mantenimiento sostiene que el agua está en buen estado y que los patos no están perjudicados por las condiciones del entorno.

Publicar un comentario

 
Top