FGV licita el suministro para la modernización de la línea 9 del TRAM, que conecta Alicante con Benidorm y Dénia


FOTO: GENERALITAT

REDACCIÓN | ALICANTE- Las estaciones de Marq-Castillo y Mercado del TRAM han cumplido diez años en servicio, tras haber superado los 12 millones de viajeros en este periodo. La apertura de estas instalaciones, el 10 de mayo de 2007, supuso la llegada al centro de la ciudad de Alicante del tranvía a través de un tramo subterráneo de unos 700 metros y dos estaciones. 

En estos diez años, las estaciones de Marq-Castillo y Mercado han acogido a 12.065.579 viajeros, desglosados en los 3.124.574 de la primera instalación y los 8.941.005 de la segunda. En la actualidad, por ambas pasan los tren-TRAM de la Línea 1 (Luceros-Benidorm) y los tranvías de las Líneas 2 (Luceros-San Vicente del Raspeig), 3 (Luceros-El Campello) y 4 (Luceros-Plaza La Coruña). 

Mercado se convirtió desde su inauguración como la estación más transitada, título que mantuvo hasta la puesta en servicio en junio de 2010 de Luceros. En la actualidad, se mantiene mes a mes en segunda posición tras la que hoy es estación principal del TRAM de Alicante. Su récord de viajeros lo consiguió el pasado año con 1.083.257 usuarios. 

Marq-Castillo es la tercera estación más transitada de la explotación de Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (FGV) en Alicante. Su récord de viajeros lo consiguió el pasado año con 402.007 usuarios. 

Estas infraestructuras inauguradas hace diez años permitieron mejorar la comunicación de la ciudad, a través de un servicio de tranvía y tren-TRAM, con el frente costero, hasta El Campello, La Vila-joiosa y Benidorm, y continuar en tren hasta Dénia, facilitando los desplazamientos y permitiendo comunicaciones más ágiles y eficaces con el mínimo coste de tiempo y de recursos. 

Este primer tramo supuso, además, la incorporación de un nuevo sistema de transporte a la red: el tranvía en subterráneo, que atraviesa el centro comercial y administrativo de la capital. El resto de la red transcurre en superficie, salvo en algunos lugares en los que ha sido necesario soterrar por la orografía del terreno. 

Para la llegada del TRAM hasta el centro de Alicante fue necesaria la construcción de una infraestructura tranviaria desde la Finca Adoc hasta el Mercado Central, obra que realizó en su día el Ente Gestor de la Red de Transporte y de Puertos de la Generalitat (GTP) que contó con un presupuesto global cercano a los 110 millones de euros, de ellos 45 para ambas estaciones. Estas obras incluyeron la ejecución de un túnel bajo la ladera del monte Benacantil, a lo largo de la Avenida Jaime II, de una longitud aproximada a los 700 metros, y las dos primeras estaciones subterráneas de la red: MARQ-Castillo y Mercado. 

Licitación del material móvil para la línea 9

Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (FGV) ha licitado el suministro de material móvil de propulsión dual diésel y eléctrica para la red del TRAM Metropolitano de Alicante por un importe superior a los 50 millones de euros, IVA incluido, según ha publicado el Diario Oficial de la Generalitat Valenciana (DOGV). 

En concreto, el importe de licitación para el suministro de seis unidades y las piezas de parque y repuesto, útiles y herramientas especiales asciende a 52.852.800 euros, IVA incluido, teniendo en cuenta la posible adquisición posterior de más repuestos. 

El destino de las unidades será la Línea 9 del TRAM (Benidorm-Dénia) y se deberá realizar la adaptación de los andenes al nuevo material, haciéndolos iguales al resto de las líneas y previendo el periodo de convivencia de trenes de piso alto y de piso bajo. De todas formas, también valdrían para la Línea 1 (Luceros-Benidorm)

Actualmente, el servicio en la Línea 9 del TRAM Alicante se realiza con seis trenes diésel de la serie 2.500, que tiene más de 50 años en explotación, debido a que son heredadas de Feve al crearse FGV. Fabricadas entre 1966 y 1973, han sido modificadas y reformadas en varias ocasiones en aspectos relacionados con la motorización, imagen exterior, interior y climatización, pero tienen un elevado coste de mantenimiento, falta de fiabilidad, obsolescencia de equipos por uso, y están desfasados respecto a las normativas actuales. 

Para conseguir que la Línea 9 sea moderna y viable no solo es necesaria la renovación integral de la vía y el remozado de las estaciones que se está llevando a cabo en la actualidad, sino también la introducción de nuevos trenes que garanticen la fiabilidad y seguridad, además del confort, la accesibilidad o la información al cliente, conforme a los estándares que FGV presta en el resto de sus líneas. 

La Línea 9 cuenta con unas características que la distinguen del resto de la red TRAM. No está electrificada y cuenta con andenes altos, por lo que tienen que tener material exclusivo para circular por ella, y se deben efectuar transbordos en Benidorm si se quiere pasar de Línea 1 (Luceros-Benidorm) a Línea 9 (Benidorm-Dénia) para realizar el recorrido Alicante-Dénia. 

Por último, el nuevo material, por sus características técnicas, debe permitir circular en el modo tranviario, lo que posibilita tranviarizar tramos muy sensibles de la Línea 9, como por ejemplo la entrada a Dénia. Con el modo tranviario crecen las posibilidades de integración de las infraestructuras de FGV en entornos urbanos, permeabilizando la movilidad de peatones y vehículos con la plataforma tranviaria. 

Características del nuevo material móvil 


Las nuevas unidades deberán tener un diseño y unas características técnicas actualizadas de acuerdo con la normativa existente que permitan la utilización de un equipamiento moderno, con sistemas de seguridad, sistemas de control y comunicaciones de la última tecnología. Asimismo, deberán ser de alta fiabilidad, tanto a nivel de vehículo como de equipamiento, y ofrecer un coste de mantenimiento bajo, menor que el de los vehículos actuales. 

En cuanto a la tracción dual, ésta permitiría la circulación de los vehículos, tanto en la parte que está electrificada, Alicante-Benidorm (Línea 1), como la que no lo está, Benidorm-Dénia (Línea 9), con la ventaja de que, si en el futuro se electrificara toda la línea, este nuevo material móvil seguiría siendo efectivo.

Publicar un comentario

 
Top