La promotora TM de Torrevieja, que adquirió en subasta judicial el popular hotel de la playa de San Juan, empezará a construir este verano una urbanización de lujo


FOTOS: ZOWY VOETEN




REDACCIÓN | ALICANTE- El hotel cinco estrelles Sidi de Alicante, que fue buque insignia de la oferta turística de la provincia para el visitante extranjero y alojamiento garantizado para miles de trabajadores de muchas tripulaciones de compañías aéreas con base estable en El Altet, es ya historia ‘estrictus sensi’. La estructura de hormigón del edificio principal de la Playa de San Juan se ha reducido a la mitad y antes de finalizar mayo habrá terminado el trabajo de demolición que empezó el pasado 4 de abril.


Las palas contratadas por la promotora TM de la familia Serna, con sede en Torrevieja y promociones también en Benidorm y otros puntos de España y el extranjero, siguen acometiendo su trabajo. La fisonomía de la imagen de la playa ha cambiado mucho en las últimas horas y no pasa desapercibido ya para ningún bañista. En breve, empezarán los trabajos de movimiento de tierras en la parcela de más de 13.000 metros cuadrados.



TM solicitó licencia de demolición el pasado mes de noviembre y se le concedían seis meses para realizar el trabajo. Previamente a la demolición controlada, que no ha requerido voladuras con explosivos, empresas especializadas y autorizadas en gestión de residuos han seleccionado y retirado los mismos desde principios de año.


Esta parcela idílica de la playa de San Juan situada junto al Cabo de las Huertas se convertirá en los próximos meses en una urbanización de alto ‘standing’, como ya anunció el consejero de TM, Pablo Serna, hace unos meses, tras adjudicarse en subasta dicha propiedad, cuya empresa gestora se hallaba en proceso de liquidación en el marco del proceso concursal desde el cierre del hotel hace un lustro. TM tiene previsto elevar tres torres de un máximo de diez alturas, tal y como prevé el vigente PGOU de Alicante para esa zona que albergaran unas 160 viviendas de lujo cuyo precio puede superar los 300.000 euros. Además, TM anunció que aplicará, parcialmente, el modelo de urbanización que está a punto de finalizar en Benidorm, denominado ‘Sunset Drive’. Es decir, tendrá también zonas comunes de jardines, piscina y jacuzzis, así como, previsiblemente, zona ‘chill out’ o ‘beach club’ en un lugar paradisíaco a pocos metros de la primera línea de mar. No le faltarán ni zonas deportivas para practicar el pádel ni áreas de recreo infantil y juvenil.


La empresa ya solicitó la licencia de obras al Ayuntamiento de Alicante para ejecutar desde las próximas semanas la primera fase que comprende la construcción de dos torres para un centenar de viviendas. La importante compañía TM, que es miembro de la patronal inmobiliaria Provia, invirtió 23 millones de euros en la compra de la parcela tras la liquidación judicial de la empresa gestora del Sidi. Ahora, tiene prevista una inversión de otros 30 millones de euros para ejecutar la primera fase. El empresario Pablo Serna aseguró en su día que la operación formaba parte del plan estratégico de TM ante el repunte que han experimentado en los últimos meses las ventas de viviendas a extranjeros en la Costa Blanca, especialmente el producto bien posicionado frente al mar y de alto ‘standing’.

Publicar un comentario

 
Top