Los agentes siguieron un reguero de sangre y encontraron a la asaltante, que se lesionó con un cristal cuando intentaba huir del lugar


REDACCIÓN | ALICANTE- La Policía Nacional detiene in fraganti a una mujer de 31 años mientras asaltaba una vivienda en la ciudad de Alicante. La detención se llevó a cabo en el marco de un dispositivo especial de prevención de robos en domicilios, con el que se han incrementado las patrullas durante la noche. 

Una llamada a la Sala Operativa del 091 de la Policía Nacional alertaba a los agentes de un asalto en una vivienda ubicada en la zona norte de la ciudad de Alicante. El perjudicado sorprendió a una mujer en su casa, que al percatarse de su presencia, huyó del lugar saltando la pared de la terraza, intentando la víctima seguirla mientras alertaba a la Policía de lo que había sucedido. 

Cuando los agentes acudieron, observaron un rastro de sangre fruto de las lesiones que la víctima sufrió al fracturar el cristal de la puerta que daba acceso a un portal para esconderse de los agentes. Siguiendo el rastro, los policías fueron guiados hasta un cuarto de limpieza ubicado en los sótanos del edificio, el cual tenía el bombín forzado, donde se encontraba escondida la autora, verificando que efectivamente tenía cortes en los brazos producidos por la rotura del cristal.

Seguidamente, comprobaron que esta persona había sustraído de la vivienda un monedero con dinero en su interior, el cual portaba la mujer entre sus vestimentas, por lo que fue detenida por un delito de robo con fuerza en las cosas.

La intervención fue llevada a cabo por agentes de la Brigada Provincial de Seguridad Ciudadana de la Comisaría Provincial de Alicante.



Publicar un comentario

 
Top