Tres ejemplares de atún rojo (150 kg.) de procedencia ilegal que hubieran alcanzado en el mercado un valor de más de 5.000 euros y tres piezas de pez espada caducadas




REDACCIÓN | ALICANTE- El SEPRONA de la Guardia Civil ha incautado en Alicante tres piezas de pez espada (Xiphias gladius) y tres ejemplares de atún rojo (Thunnus tynnus), con un valor de mercado superior a los 5.000 euros, durante una inspección en distintos establecimientos mayoristas dedicados a segundas ventas de productos pesqueros frescos y congelados.

Los ejemplares de pez espada se encontraban expuestos para la venta a detallistas y, según su etiquetado, procedían de una captura inicial de diez ejemplares, que habían sido pescados en el Atlántico portugués, pero la fecha de caducidad estaba ya vencida.

En otro establecimiento, los agentes localizaron tres ejemplares de atún rojo eviscerados, con un peso aproximado de 150 kilos, que carecían del correspondiente precinto y etiquetado, y de cualquier documento internacional que acreditara la captura legal de esta especie, pudiéndose verificar que se tratan de ejemplares procedentes de capturas ilegales de buque, en el mar Mediterráneo y descargado clandestinamente, carente de autorización para la captura de esta especie.

La inspección se realizó de madrugada de forma aleatoria en diferentes establecimientos para mayoristas dedicados a segundas ventas de productos pesqueros frescos y congelados de Alicante.

Estos atunes capturados ilegalmente fueron entregados a centros benéficos de Alicante para su aprovechamiento después de que la Guardia Civil levantase la correspondiente acta. Si se hubiera puesto a la venta, habría alcanzado un valor superior a 5.000 euros.

Una infracción como la relatada puede acarrear una sanción de hasta 60.000 euros o incluso un delito relativo a la protección de la fauna por su captura y comercialización sin autorización.

No obstante, lo más importante en este caso es el riesgo que supone para el consumidor que estas capturas se realicen de forma ilegal e intentando evadir cualquier tipo de control por parte de las autoridades.

El Servicio Marítimo incauta más pescado ilegal en Villajoyosa


Por otra parte, agentes de la Guardia Civil del Servicio Marítimo de Alicante, durante una inspección realizada a la salida de la lonja de la localidad de Villajoyosa, interceptaron una furgoneta que transportaba 40 kilos de pescado inmaduro y de talla legal que carecía de documentación que amparara su legal procedencia.

El pescado obtenido ilegalmente iba a ser expuesto para su venta al público en una pescadería de El Campello, que también fue denunciada por los agentes, por comercializar pescado inmaduro y que carece del pertinente etiquetado.

La mercancía fue decomisada por ser objeto de una infracción, y tras comprobar que reunían las condiciones sanitarias necesarias para su consumo, fueron entregadas con fines sociales en el Centro Municipal de Santa Marta de Villajoyosa.

Publicar un comentario

  1. osea que está caducado para venderlo pero no para entregarlo a un comedor social para que se intoxiquen los pobres????

    ResponderEliminar

 
Top