En sendas operaciones en las fronteras europeas del Aeropuerto Alicante-Elche y del Puerto de Alicante




REDACCIÓN | ALICANTE- La Guardia Civil ha intervenido a un pasajero del Aeropuerto Alicante-Elche unos 75.000 euros en billetes de diferentes monedas y valor, ocultos en diversos compartimentos de su maleta, que pretendía embarcar sin declarar con destino a Budapest. También en el Puerto de Alicante, ha recuperado dos vehículos robados de alta gama, y ha procedido a la detención de 4 personas como presuntos autores de un delito de robo de vehículo a motor. Los vehículos recuperados tienen un valor de mercado de casi 150.000 euros.


Evasión de capitales en el aeropuerto


Agentes de la Guardia Civil de la Oficina de Análisis e Investigación de Seguridad Aeroportuaria (ODAISA) del Aeropuerto de Alicante-Elche llevan a cabo diariamente numerosos controles de seguridad. En uno de ellos, realizados a los pasajeros en la zona previa al embarque, se procedió a inspeccionar el equipaje de mano de un ciudadano húngaro de 41 años, después de que el personal de seguridad privada observase imágenes sospechosas en el escáner de RX.

Oculta en distintos compartimentos de su maleta había una importante cantidad de dinero que no había sido previamente declarada, en total 67.480 euros y 2.400.000 Florines húngaros (unos 7.700 euros aproximadamente).

Al pasajero, que tenía previsto viajar a Budapest, se le instruyó un acta-denuncia al poder ser este hecho constitutivo de una infracción de la Ley 10/2010 de 28 de abril de Prevención del Blanqueo de Capitales y de Financiación del Terrorismo, procediendo a la intervención del dinero, quedando depositado en la cuenta bancaria abierta al efecto en el Banco de España y entregándole 1.000 euros en concepto de mínimo de supervivencia, según recoge la normativa al respecto.


Tráfico de vehículos robados


Por otra parte, agentes de la Oficina de Análisis e Investigación Fiscal (ODAIFI) de la Guardia Civil de Alicante, con base en el Puerto de Alicante, han recuperado dos vehículos de alta gama que, tras ser robados, estaban intentando sacarlos de la Unión Europea con destino a Argelia. 

El modelo más valioso, un todoterreno de una conocida marca de vehículos de lujo valorado en más de 100.000 euros, había sido robado en un parking de la ciudad de Marbella. El vehículo llevaba placas de matrícula francesas, que habían sido falsificadas, pero los agentes, que tienen entre sus misiones evitar el tráfico ilícito de vehículos, al cotejar el número de bastidor en las diferentes bases de datos policiales, obtuvieron la requisitoria del vehículo, por lo que procedieron a la detención de los tres ocupantes.

El otro vehículo, también todoterreno de marca de lujo, llevaba placas de matrícula alemanas falsificadas, y pretendía embarcar con destino a Argelia. Su ocupante también fue detenido, y puesto a disposición judicial.

Ambos vehículos recuperados por los agentes se encuentran en dependencias del Servicio Fiscal de la Guardia Civil del Puerto de Alicante.








Publicar un comentario

 
Top