Este mes de mayo se cumplen dos años desde que obtuvimos dos representantes en la nueva corporación de Mutxamel


Los ediles del grupo, Borja Iborra e Inmaculada Mora

GUANYEM MUTXAMEL (PODEMOS) | TRIBUNA- Durante este tiempo Guanyem Mutxamel (Podemos) ha estado trabajando, desde la oposición, para mejorar Mutxamel. Bien sea a través de mociones, enmiendas en los presupuestos o directamente instando al concejal o concejala del área. Es curioso ver como de las 15 mociones que hemos presentado muy pocas se han llevado a cabo por parte del equipo de gobierno. Otras han quedado en el cajón del olvido, como por ejemplo, la de restaurar la figura histórico cultural del alcalde o alcaldesa del Ravalet, la de ampliar espacios de libre expresión, la de realizar una ordenanza de accesibilidad universal, entre muchas otras, y todas ellas aprobadas por el pleno. Otras en cambio están a medio hacer, como es el caso de los Presupuestos Participativos, que según lo aprobado en el pleno de noviembre de 2016, debería estar ya en marcha y aún no sabemos ni cómo ni cuándo se va a realizar.

Más de lo mismo pasa con las enmiendas a los presupuestos, que durante estos dos años hemos presentado conjuntamente con Compromís. Que o no las han hecho a día de hoy o no se van hacer. Un ejemplo de ello es el aparcamiento del centro salud, que lo propusimos para el ejercicio 2016 y no se llevó a cabo, y esperamos que en este año se haga. También en la misma línea estaría el museo 'Arcadi Blasco', que se está trabajando, pero muy lentamente, o en los espacios de coworking para dinamizar los espacios laborales de Mutxamel.

Aún seguimos con los problemas en varias urbanizaciones del pueblo, algunas sin recepcionar, otras que siguen sin tener alcantarillado, luces, escasa presencia policial, etc. Los problemas con la contrata de basura, que pese a ser su tercer año de servicio y tener que hacer una moción para que se creara una comisión seguimiento del pésimo servicio, los problemas continúan. En cuanto a las inversiones para mantener y mejorar el pueblo poco cabe decir, solo hace falta salir a la calle, casi inexistentes.

Y a nivel interno del ayuntamiento la gestión del equipo de gobierno (PP) se ha centrado en amortizar de forma prematura la deuda bancaria dejando de lado programas de gestión necesarios para el municipio, y también sin resolver los problemas de gestión interna del personal, como la organización interna de puestos de trabajo (RPT) demandada por los sindicatos. Volvemos a insistir en que son unos buenos gestores, pero para los bancos y no para el municipio.

Pese a todas las problemáticas que tiene el municipio algunos no quieren verlas, pese a que los grupos de la oposición hemos planteado muchas quejas vecinales, presentando todos mociones para mejorar Mutxamel, sin que el equipo de gobierno (PP) las lleve a cabo.

Publicar un comentario

 
Top