Las actuaciones se inician mañana lunes después de ser informado el Consell y se invertirán casi 6 millones de euros para evitar las plagas y los incendios forestales


Efectos de las lluvias intensas en una imagen de archivo.| FOTO:MANUEL R. SALA

REDACCIÓN | COMUNITAT -
El Pleno del Consell ha sido informado de la declaración de emergencia de los trabajos para la reparación de los daños ocasionados en los bosques por los temporales de viento y nieve que tuvieron lugar en la Comunitat Valenciana los días 18 al 23 de enero de 2017, encomendados por la Conselleria de Agricultura, Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural a la empresa pública Valenciana de Aprovechamiento Energético de Residuos (Vaersa).

Los trabajos de mejora en arbolado ya han sido encomendados a Vaersa por un importe de 1.756.398,32 euros y se suman a otras actuaciones por importe de 4.236.088 euros para la reparación de infraestructuras forestales (pistas forestales y depósitos de agua para incendios), dañadas por los temporales de diciembre de 2016 y enero de 2017 en los terrenos forestales gestionados por la Generalitat Valenciana.

Los equipos de trabajo de Vaersa empezarán a trabajar mañana lunes en infraestructuras forestales de titularidad pública. Las actuaciones en arbolado se prevén para la semana siguiente sobre las aproximadamente 3.115 hectáreas de superficie forestal pública dañadas por los temporales. Estos daños pueden tener consecuencias negativas tanto desde el punto de vista de sanidad forestal (plagas) como desde el punto de vista del riesgo que supone en relación con los posibles incendios forestales.

La máxima afectación se ha registrado en las pistas forestales: desprendimientos aislados de rocas, grandes desprendimientos de tierras, regueros en las pistas que impiden el tránsito, colmatación de arquetas de pasos de agua y caídas de arbolado.

De su estado depende el tránsito seguro para garantizar el trabajo de los medios de vigilancia y para asegurar el paso de los medios de extinción, y la reparación de los depósitos de agua para que estén operativos ante cualquier emergencia.

Utiel-Requena, la comarca más afectada


La principal comarca afectada fue la Plana de Utiel - Requena, donde se concentraron los temporales entre los meses de diciembre de 2016 y enero de 2017. Esta comarca alberga las formaciones arboladas forestales de mayor superficie de la provincia gestionadas por la Generalitat.

Tras los acuerdos del Consell de 23 de diciembre y enero, la Conselleria de Agricultura y Medio Ambiente tomó la iniciativa el mismo mes de enero con los trabajos de prospección para la evaluación de daños. En febrero dio instrucciones a las direcciones territoriales para la adopción de las primeras medidas encaminadas a corregir la situación. En abril, se presentaron las memorias de daños y necesidades a la Comisión Interdepartamental y se aprobaron los fondos de contingencia.

Brigadas de parques naturales, Senda Verde, de Plagas o Natura 2000 también han actuado desde el primer momento, en la medida de sus posibilidades y en su ámbito de actuación, en la retirada restos de árboles dañados en caminos y pistas forestales.

Publicar un comentario

 
Top