UTE Alicante ha reducido el servicio y la recogida de restos de fruta, verdura y cajas de zapatos se retrasa más de lo normal en las últimas semanas


Restos orgánicos del Mercadillo de la calle Teulada

REDACCION | ALICANTE - Apenas dos empleados de la UTE Alicante, que tiene adjudicado el servicio de recogida de residuos sólidos urbanos y limpieza viaria de la ciudad de Alicante, son los encargados de las tareas de la amplísima parcela que alberga el mercadillo de la calle Teulada de los jueves y los sábados. Así ocurre hoy, según ha podido comprobar este diario, y en las últimas semanas, según fuentes del comité de empresa consultadas. Lo normal es que hubiera cuatro operarios de recogida y dos camiones operando en este mercadillo, dadas las dimensiones y el volumen de residuos generados por los puestos de frutas y verduras, calzado y otros sectores de consumo que exponen en el tradicional mercado.

A las seis de la tarde, el solar del mercadillo que lleva el nombre de José Manuel Gozálbez sigue sin estar aseado. Vecinos de la zona explican que hasta hace unas semanas, en las que se ha deteriorado el servicio por falta de personal destacado en la zona, lo normal es que a las cuatro de la tarde estuviera la zona en completo estado de revista, una vez que incluso han hecho ya su trabajo los camiones de aspersión del agua. En estos momentos, la falta de operarios (solo dos cargando el remolque de un camión y otro al mando del vehículo), un camión de baldeo y una barrendera automática realizan el trabajo este jueves 25 de mayo.

Esta situación de evidente falta de medios humanos de la empresa UTE Alicante, integrada por Ferrovial, FCC y el empresario Enrique Ortiz, se produce justo en la jornada en la que el alcalde de Alicante, el socialista Gabriel Echávarri, ha realizado unas declaraciones radiofónicas en la Cope en las que se plantea aumentar la dotación presupuestaria para dicha UTE con el fin de reforzar los turnos de trabajo, pese a que la concejalía que dirige Víctor Domínguez, de Medio Ambiente  y Limpieza, lleva un año y medio sin auditar el servicio para conocer cuál es el estado real de absentismo laboral y la organización del trabajo.

Hace unos días, el edil Víctor Domínguez explicó que se realizaría un mayor control de las contrataciones de refuerzo de servicios puntuales y de vacaciones de verano, en estrecha colaboración con el comité de empresa, para evitar cualquier tipo de anormalidad, ya que existen listados de operarios que, por su condición de fijos discontinuos tras quince años de contratos eventuales o temporales con demostrada profesionalidad y cumplimiento, no son llamados por UTE Alicante y sí otros candidatos nuevos.

Publicar un comentario

 
Top