"El futuro en los Servicios de Medicina Intensiva es contar progresivamente con horarios más flexibles, adaptados a los pacientes y sus familias, favoreciendo el contacto entre ambos, con el fin de mejorar la atención ofrecida y también todas sus necesidades, tanto físicas como emocionales"


FOTO: ZOWY VOETEN

REDACCIÓN | SANT JOAN- 
El Servicio de Medicina Intensiva (UCI) del Hospital Universitario de Sant Joan d'Alacant ha aumentado en el último mes los horarios de visita de los familiares a los pacientes ingresados, pasando de una hora a tres diarias, una iniciativa que persigue la mejora de la humanización de la UCI, acercándola cada vez más a los familiares.

"Se dispone de evidencia científica suficiente acerca de los beneficios que suponen estas estrategias de flexibilidad y apertura de horarios y de puertas en las UCI, tanto para los pacientes, como para los familiares e incluso los profesionales", sostiene el doctor Ángel Sánchez, facultativo de esta Unidad. En este sentido, se ha implicado todo el Servicio de Medicina Intensiva para lograr esta flexibilidad de horarios, así como la Comisión de Humanización, que cuenta precisamente entre sus miembros con varios profesionales de la UCI.

De este modo, se ha establecido un horario de visitas de familiares de una hora de duración en tres momentos del día (de 13 a 14h., de 18 a 19h. y de 21 a 22h.), frente a la media hora que había anteriormente a mediodía y por la tarde, existiendo, por tanto, otra posibilidad en turno de noche para que los familiares que lo deseen puedan estar cerca de los enfermos.

Asimismo, para las personas con problemas de disponibilidad, la Unidad ofrece un horario más ampliado, que se autorizará en situaciones especiales, siguiendo también criterios individualizados.

Otra de las novedades que se ha incluido en esta reorganización de las visitas ha sido la de permitir que en el horario de tarde y noche el paciente pueda estar acompañado de cuantos familiares lo requieran, siempre y cuando lo hagan de dos en dos.

En el Servicio de Medicina Intensiva ingresan pacientes en estado crítico y su objetivo es ofrecer a los pacientes una asistencia sanitaria ajustada a sus necesidades, de calidad y con la mayor seguridad posible. "Forma parte de nuestro compromiso profesional trabajar para que los familiares estén también atendidos, pues entendemos la angustia y la incertidumbre que pueden presentar ante el ingreso de un ser querido en la UCI. Por ello, esta apertura de horarios pretende humanizar los cuidados que reciben el paciente y sus familiares, favoreciendo la participación de éstos, de manera que sea una parte importante en el proceso de mejora del paciente", subraya la supervisora de enfermería de la Unidad, Cristina Fernández.

Esto pasa, sin duda, por adaptar el servicio a la situación personal de las familias, lo que va a permitir disminuir su ansiedad y miedos y aumentar la confianza en los profesionales. De manera global, se pretende mejorar aún más la asistencia en términos de calidad y seguridad.

Además, en aquellos casos en los que la curación ya no sea posible, debido a la evolución de la enfermedad, "al tiempo que se ofrecen al paciente los cuidados paliativos necesarios en la fase final de la vida, pretendemos facilitar la cercanía de sus seres queridos en esos últimos momentos", apuntan las mismas fuentes.

"El futuro en los Servicios de Medicina Intensiva es contar progresivamente con horarios más flexibles, adaptados a los pacientes y sus familias, favoreciendo el contacto entre ambos, con el fin de mejorar la atención ofrecida y también todas sus necesidades, tanto físicas como emocionales", indican.

Publicar un comentario

 
Top