La protectora ha introducido reformas de calado en su gestión, como el sacrificio 0 o la esterilización de todos los animales, "precisamente porque existe una concejalía de Protección Animal"



Marisol Moreno en una imagen de archivo. Foto: TONY GARCÍA


L.B. | ALICANTE- El Grupo Popular en el Ayuntamiento de Alicante pretende que las competencias de Protección Animal vuelvan a estar diluidas en las áreas de Sanidad y Medio Ambiente y que no se haga nada, "que es lo que hicieron ellos en 20 años". Así de contundente se muestra la edil del área, Marisol Moreno (Guanyar), respecto a la enmienda a la totalidad de los presupuestos para 2017 que ha presentado el portavoz popular, Luis Barcala, y que plantea, entre otras cosas, eliminar la concejalía de Protección Animal. 

Moreno ha defendido que esta concejalía es una de las que menos presupuesto y personal tiene, y sin embargo está haciendo muchas cosas, como las zonas de esparcimiento canino, un servicio muy demandado por los dueños de perros, que también reclaman autobuses a los que poder subir con ellos, playas y otros espacios. Según el RIVIA, hay 66.067 mascotas en la ciudad y la concejalía de Protección Animal "atiende a los animales y también a sus dueños", ha enfatizado la edil.

Una de las concejalías del Ayuntamiento que menos recursos y personal tiene y que más cosas está haciendo

En el presupuesto de 2017, esta concejalía prevé destinar 100.000 euros a zonas de esparcimiento canino. Sobre la gestión popular de estos espacios, Moreno ha lamentado que los pipicanes del PP se hicieron sin planificar, sin contar con etólogos para adaptarlos al comportamiento animal, por lo que se crearon espacios muy costosos pero de poca salubridad y que a la hora de la verdad apenas son usados, sostiene la edil.

Por otra parte, Moreno ha defendido que su área se está haciendo cargo de la esterilización y desparasitación de los cerca de 6.000 gatos callejeros que hay en la ciudad, un aspecto de salud pública y bienestar animal que el PP tenía completamente ignorado, ha apostillado.

En Alicante hay unos 6.000 gatos callejeros
 
Además, junto con las asociaciones animalistas y otros voluntarios, Protección Animal ha gestado una nueva ordenanza para la tenencia de animales que sustituye a la anterior, del año 2000, y que además de actualizar ciertos aspectos desfasados -en la anterior las multas estaban en pesetas-, se ha elaborado con una perspectiva más proteccionista, es decir, teniendo en cuenta el bienestar animal. 

Mecanismos de control en la protectora 


En cuanto a la protectora de animales y plantas de Alicante, en Bacarot, Moreno ha insistido en que su gestión ha permitido introducir cambios de calado, como la implantación del sacrificio 0 real, ya que antes no lo había, asegura. O la obligación de esterilizar a todos los animales. "Cuando llegamos nos encontramos a un montón de gatas preñadas campando a sus anchas por la zona, y ahora todos los animales se esterilizan", relata. 

Quizá no era culpa de la labor de quienes gestionan la protectora, que se limitaban a funcionar como se funcionaba porque nadie les exigía nada

Los informes que la protectora entrega cada tres meses a Sanidad eran incompletos, apenas incluían una escueta descripción del animal y en muchas ocasiones no se anotaba ni el número de microchip ni el DNI de los adoptantes, con lo que era imposible llevar un control riguroso de los animales que entraban y salían del recinto. 

Tampoco se exigía a los adoptantes de las razas catalogadas como potencialmente peligrosas que presentasen el carné y el seguro de responsabilidad civil que los acreditase para la tenencia de ese tipo de canes tal y como exige el Decreto 124/2000, una norma estatal. "Ahora en la protectora están trabajando mejor y es precisamente porque existe una concejalía de Protección Animal", ha defendido Moreno. 

Publicar un comentario

 
Top