Al propietario de la parcela, un vecino de Crevillente, se le ha sancionado por 9 infracciones administrativas y ahora tiene un plazo para presentar la documentación que se le requiere; en caso de no hacerlo, se retirarán los animales




REDACCIÓN | CREVILLENT- Los Agentes del SEPRONA de la Guardia Civil de Elche han detectado un criadero ilegal de perros de razas catalogadas como potencialmente peligrosas en una parcela abierta en Crevillente. Había una treintena de animales, entre adultos y cachorros. Al propietario de la parcela, un español de 34 años, vecino de esa misma población, se le ha sancionado administrativamente por un total de 9 infracciones observadas por los agentes, entre las que destacan carecer del Núcleo Zoológico requerido para albergues y criaderos caninos y carecer de la licencia municipal para la tenencia de animales de este tipo de razas y del seguro obligatorio para ello.

El pasado día 13 de febrero, los agentes llevaron a cabo la inspección de un supuesto albergue, siendo la propiedad una parcela rústica sin vallado, formada por casetas individuales, de enrejado metálico, donde había alojado un perro por caseta.

Los agentes comprobaron in situ, junto con el propietario de la parcela, la existencia de un total de 21 perros adultos de razas consideradas potencialmente peligrosas, varios cachorros, también de razas peligrosas, y otros ejemplares de razas no peligrosas, llegando a sobrepasar la treintena de animales.

Al inspeccionado se le requirió toda la documentación necesaria para la tenencia y cría de este tipo de canes, no pudiendo aportarla en el momento. Finalmente, el hombre ha sido denunciado administrativamente por un total de 9 infracciones diferentes, las cuales tiene que subsanar de forma inmediata. En caso de no hacerlo, los canes se retirarán y se ubicarán en protectoras y albergues, si bien, dada su condición de razas potencialmente peligrosas, la Guardia Civil apunta que la reubicación de los animales es más compleja y que no podrán ir todos al mismo sitio.

Las infracciones detectadas son carecer de la licencia ambiental de albergue/criadero de perros (según la Ley 06/2014, de Prevención, Calidad y Control Ambiental); carecer del Libro registro de entrada/salida de perros; carecer del Plan Veterinario de las Instalaciones; carecer del Núcleo Zoológico requerido para albergues y criaderos caninos; carecer de pasaporte sanitario, de la vacunación y del microchip de algunos de los perros; carecer de contrato con un gestor autorizado para el tratamiento de cadáveres de animales y carecer de cartillas sanitarias o documento que ampare la procedencia o el origen de algunos perros (todas estas infracciones según la Ley 04/1994 de Protección de Animales de Compañía). 

Además, también se le ha denunciado por la tenencia de perros de raza potencialmente peligrosas sin la licencia municipal necesaria el Seguro de Responsabilidad Civil obligatorio (según el Decreto 145/2000, que regula la tenencia de Animales Potencialmente Peligrosos).

La Guardia Civil recuerda que si los perros considerados potencialmente peligrosos no son criados y educados de forma adecuada, pueden llegar a lesionar gravemente a las personas. 

Publicar un comentario

 
Top