Con motivo de San Valentín, la Biblioteca propone elegir lectura sin la influencia del título, el autor o la portada de los libros



REDACCIÓN | SANT JOAN- La Biblioteca de Sant Joan repetirá este año la experiencia que ya desarrolló en 2016 y que surgió en una biblioteca pública de Los Ángeles, envolver algunos de sus libros de forma que los lectores no puedan ver las portadas para que elijan su lectura "a ciegas".

Así, con solo un pequeño párrafo como única pista para saber algo sobre el contenido de los libros, los lectores podrán elegir entre una selección de obras envueltas en papel de estraza para llevar a casa. De hecho, desde la Biblioteca ejemplifican cómo influye la cubierta con el caso de la novela histórica La columna de hierro, de Taylor Cadwell.

Un libro con una cubierta sobria, de color granate, que durante diez años no se prestó ni una sola vez. Sin embargo, desde que en 2004 se reeditó con una portada más atractiva, se ha prestado veinticinco veces.


Publicar un comentario

 
Top