En total se han encontrado 32 irregularidades que han supuesto una multa administrativa y la obligación de subsanarlas




REDACCIÓN - Las diferentes Unidades del SEPRONA de la Guardia Civil de Alicante han realizado un total de 17 inspecciones en centros de tratamiento de animales de toda la provincia y en once de ellos han encontrado irregularidades. Entre los centros destacan albergues, residencias caninas, tiendas de mascotas, protectoras y perreras municipales. En total, se han registrado 32 deficiencias que han sido sancionadas con multas administrativas y la obligación de subsanarlas. 

Todos estos centros deben poseer una serie de requisitos mínimos en sus instalaciones, características requeridas por la legislación española, así como estar en posesión de una determinada documentación específica, la cual tienen que mostrar a los agentes en caso de inspección, tal y como ha informado la propia Guardia Civil. 

Por ejemplo, las instalaciones deben tener unas dimensiones apropiadas, según el aforo de animales y el diferente tamaño de éstos, para adaptarse correctamente a sus necesidades. Además, deben ser parcelas que combinen terreno abierto, de paseo, con suelo pavimentado y zonas de sombra, así como diferenciación para cada tipo de animal, con calificativos como "perros de grandes dimensiones" o "peligrosos". Mantener y preservar las condiciones higiénico-sanitarias de todos los animales que tengan bajo su custodia, con una zona de hospitalización habilitada. 

En la operación de registro, denominada "Minino", se analizó la situación de los centros alicantinos entre el 9 y el 13 de enero, y solo seis de ellos no presentaron ninguna infracción. El resto sí lo hicieron, siendo las más comunes la carencia de licencia municipal para realizar dicha actividad, carecer de núcleo zoológico (licencia administrativa necesaria para todo tipo de centros de esta naturaleza), no presentar el libro de registro de entradas y salidas de animales o no tenerlo actualizado y no gestionar adecuadamente el vertido y tratamiento de las aguas residuales.

En los diferentes centros inspeccionados se ha podido constatar la presencia, en su mayoría, de ejemplares de la especie canina, contando, entre los 17 centros, con un total aproximado de unos 500 perros, además de gatos, una cabra, peces, conejos, periquitos y, entre los más característicos, cerdos vietnamitas, cobayas, agapornis, diamantes, una tortuga de tierra, tortugas de agua, así como lemures, chimpancés, monos verdes de guinea, mangabeys negros, orangutanes de Borneo, gibones de manos blancas y monos titís comunes.

Publicar un comentario

 
Top