Un informe encargado por la Diputación constata un progresivo incremento de juegos de apuestas entre los jóvenes de hasta 16 años




REDACCIÓN | ALICANTE- La Diputación de Alicante ha encargado un estudio sobre la incidencia del juego de apuestas en los adolescentes de la provincia que pone de manifiesto que uno de cada cuatro jóvenes encuestados ha jugado alguna vez, principalmente chicos, mientras que la prevalencia de juego patológico alcanza al 1,2% de la muestra.

El responsable del estudio es Daniel Lloret, profesor de la de la Facultad de Ciencias de la Salud de la Universidad Miguel Hernández. Ha sido elaborado con una muestra de 2.716 alumnos de 3º y 4º de ESO y de 1º de Bachiller de 23 institutos de la provincia repartidos por las nueve comarcas. 

Entre otras cuestiones, el estudio pone de manifiesto que del 28,5% de los jóvenes encuestados que han manifestado haber jugado alguna vez, 4,9% son jugadores de riesgo y 1,2% superó el criterio para ser considerado jugador problemático, unos datos coherentes con otras investigaciones similares. 

Por edades se constata un incremento progresivo de juego de apuestas hasta los 16 años mientras que en género hay una gran diferencia (46,3% de los chicos y 18,7% de las chicas). Las diferencias por comarcas son muy pequeñas, aunque en la Vega Baja es donde mayor frecuencia de juego se ha observado. 

Las modalidades más utilizadas son, por este orden, las apuestas deportivas tanto en salones como online, las máquinas tragaperras en salones o bares, póker o casinos online y ruletas en salones. La principal motivación es ganar dinero "aunque conforme se incrementa la frecuencia aparece con más fuerza el motivo afrontamiento, es decir, el juego como una forma de olvidar los problemas, algo que es muy preocupante", destaca el profesor. 

La facilidad de acceder al juego, la percepción del entorno y la alta visibilidad mediática, como demuestra el incremento en los últimos tres años de la publicidad dedicada al juego de apuestas, son factores que influyen en su práctica. Además, Lloret insiste en que "existe una correlación entre la actitud de los padres y la intensidad del juego". 

"Con este estudio estamos en la vanguardia de un problema que se nos ha echado encima", indica el profesor, que se hará un seguimiento a lo largo de los tres próximos años de una representación de adolescentes para ver la evolución de las distintas cuestiones analizadas.

Publicar un comentario

 
Top